<!--:es-->Que las tormentas de nieve no dejen tu casa en ruinas<!--:-->

Que las tormentas de nieve no dejen tu casa en ruinas

La zona del Noreste costero de EU desde Virginia hasta el norte del estado de Maine, comienza a recuperarse de un fin de semana de nevadas y de inusuales tormentas para apenas finales de octubre que afectan considerablemente el estado de las viviendas. Las tormentas de nieve y hielo, incluyendo aquellas que ocurren antes de la llegada oficial del invierno, que es el 21 de diciembre, son la tercera principal razón de las pérdidas catastróficas en EU, después de los tornados (segunda posición) y de los huracanes (en primer lugar).
En 2010, las pérdidas aseguradas del año por las tormentas invernales en el país totalizaron unos $2 millones 600 mil, el monto de pérdidas más alto contabilizado desde 2003, según un análisis realizado por la empresa Munich Re, en enero de 2011.
“Las pólizas estándares de seguros de propietarios de viviendas, de inquilinos y de negocios, proveen de cobertura para un amplio rango de daños que pueden causar la nieve y el hielo, y otros relacionados al invierno, como son la ruptura o estallido de tuberías, daños por vientos o lluvia arrastrada por las tormentas invernales, árboles y ramas derribadas que caen encima de casas, autos o cualquiera otro objeto levantado por los fuertes vientos,” dijo Elianne E. González, portavoz del Insurance Information Institute (I.I.I.)
Pólizas de seguros de propietarios de vivienda
El I.I.I. ofrece las siguiente información sobre las coberturas típicas de los seguros que pueden ayudar a enfrentar los daños causados por las tormentas del 29 y 30 de octubre:
– Daños relacionados con el invierno y sus tormentas invernales, ya sean a la estructura de la casa, al techo, a los contenidos de la vivienda, o a otras estructuras aseguradas, están incluidas bajo la cobertura estándar de seguros de propietarios de viviendas, Los daños causados por la nieve, hielo, viento o lluvia que alcancen a entrar en la vivienda porque hayan sufrido daños al techo o las paredes, también reciben cobertura.
– Si un árbol o sus ramas caen encima de la vivienda o cualquier otra estructura asegurada, usted puede recibir indemnización tanto por los daños causados por el árbol como por el costo de su remoción, usualmente hasta $500. Otros objetos que le caigan a la vivienda y causen daños, también están incluidos en la cobertura estándar.
– Daños en la estructura o en los contenidos de la vivienda que resulten del peso de la nieve acumulada o del colapso de estas estructuras por dicho peso, también están cubiertas en el seguro estándar de propietarios de vivienda.
– La baja de las temperaturas también son la causa común del congelamiento de las tuberías, así como favorecen a la acumulación de nieve o hielo en los techos y paredes de las viviendas, lo que se conoce como “ice damming” (una condición que se crea cuando el agua de lluvia o de hielo derretido se congela y al no circular por las canales de desagüe de la casa y hacer contacto continuo con el techo y paredes penetra en estas congelándose y causando destrozos). Estas dos situaciones suelen estar incluidas en la cobertura de seguro de propietarios pero también se requiere que el propietario tome los pasos preventivos necesarios para evitar pérdidas, limpiando y dando mantenimiento a los desagües y manteniendo la temperatura interna de la vivienda templada.
– Los daños causados por el agua de nieve derretida que penetre en la vivienda debido a inundaciones estarán cubiertos por la póliza separada de seguros de inundación, ya sea que se obtenga del Programa Nacional de Seguros de Inundación o National Flood Insurance Program (NFIP), o de alguna de las aseguradoras privadas que la ofrecen. Los daños causados por inundaciones NO están cubiertos por la póliza de seguros estándar de propietarios de vivienda.
– Las pólizas de seguro de propietarios de vivienda suelen incluir una porción que se conoce como indemnización por gastos adicionales de mantenimiento (o por pérdida de uso de la vivienda) que en inglés se le llama additional living expenses (ALE), para situaciones en las que su vivienda quede severamente dañada por un riesgo cubierto. Esta porción le reembolsará los gastos adicionales razonables de vivir en otro lugar mientras su casa es reparada.
“Los consumidores que necesiten hacer un reclamo a la aseguradora deben contactar directamente con su agente de seguros o a un representante de la compañía lo antes posible”, explicó González. “Indique la magnitud y alcance de los daños que haya sufrido, incluyendo un listado de las cosas afectadas; en lo posible, provea recibos y fotografías u otros documentos de respaldo. Si posee un inventario de su vivienda, éste es el momento de usarlo, así que cerciórese de tenerlo a la mano”.

Share