“Queda mucho por decir”: Cohen

“Queda mucho por decir”: Cohen

Michael

Michael Cohen, exrrepresentante legal de Donald Trump, se presentó en el Correccional Federal de Otisville, una prisión a 70 millas (113 kilómetros) al noroeste de Nueva York, para comenzar a cumplir una condena de tres años por delitos que incluyen violaciones a las finanzas de la campaña relacionadas con pagos de dinero para silenciar supuestos romances extramaritales del presidente.
Antes de salir camino a la cárcel, Cohen salió antes los medios. “Todavía queda mucho por decir. Y espero con ansias el día en que pueda compartir la verdad”, dijo Cohen, de 52 años, frente a su residencia en Manhattan.
Al penal de Otisvile, un campo de prisioneros de mínima seguridad, suelen enviar a criminales de cuello blanco. Forbes una vez la clasificó como una de las “10 prisiones más cómodas de Estados Unidos”. A menudo es solicitado como destino por los judíos condenados, gracias a su rabino a tiempo completo y a la disponibilidad de comida kosher.
Pero exempleados y reclusos dicen que no es un Club Fed. Los presos siguen cumpliendo condena y están separados de sus familias y amigos.
Traje caqui y algún oficio
Una vez que llegue a la cárcel, Cohen se someterá a exámenes médicos y de salud mental y se le asignará un trabajo, como cortar el césped o limpiar la sala de visitas. También recibirá ropa, ropa de cama y toallas. Cambiará su traje por el uniforme de color caqui.
En el campo de prisioneros, unos 115 reclusos duermen en literas alineadas en pasillos estilo cuartel, en lugar de celdas individuales o para dos personas, como en las instalaciones de mayor seguridad. Los servicios recreativos incluyen canchas de tenis, lanzamiento de herraduras y petanca.
“Usted asume el papel de un recluso”, expresa Donson, exadministrador. “Eres cordial con todos. Eres respetuoso con todos. Cumples tu condena. No le pides nada al personal. Nada de los presos. No aceptas nada de los presos. No eres nadie. En serio”.
Si Cohen no puede adaptarse, advierte Donson, “su tiempo va a ser miserable”.

Share