<!--:es-->Racista asesino teniía esvástica tatuada<!--:-->

Racista asesino teniía esvástica tatuada

NEW YORK – Un adolescente residente en Nueva York acusado de asesinar a puñaladas por intolerancia racial a un inmigrante ecuatoriano tenía tatuajes como una esvástica y otro que representaba «el poder blanco», dijeron el martes testigos durante el juicio por asesinato.

‘Poder blanco’

El acusado, Jeffrey Conroy, estaba mirando un programa de televisión sobre la vida en la prisión en la cadena HBO en abril de 2008 cuando decidió que le gustaría tener tatuajes, afirmó Keith Brunjes, quien se describió como el mejor amigo de Conroy.

Durante varias semanas, Brunjes hizo el tatuaje de una estrella en un brazo de Conroy, un relámpago en el otro y la esvástica en un muslo.

La vicefiscal de distrito Megan O’Donnell preguntó si ellos hablaron de lo que simbolizaban los tatuajes. «El sólo dijo ‘Si alguna vez voy a la cárcel, estoy hundido'», contestó Brunjes.

Alyssa Sprague, de 17 años, dijo que ella conoció a Conroy apenas dos semanas antes de que fuese arrestado.

El y otro amigo estaban en la casa de la joven para cenar la noche en que el inmigrante Marcelo Lucero fue asesinado cuando él le mostró el tatuaje del rayo y le dijo que representaba «el poder blanco».

Conroy, de 19 años, es uno de siete adolescentes de Long Island implicados en el homicidio de Lucero el 8 de noviembre de 2008, pero es el único que está siendo procesado bajo cargos de asesinato y homicidio involuntario como delito de intolerancia. Los fiscales dicen que Conroy es quien realmente apuñaló a Lucero.

El joven se ha declarado inocente y es el primero en enfrentar un juicio. Cuatro de sus coacusados se declararon culpables de delitos de racismo y podrían testificar contra él.

Los fiscales alegan que la muerte de Lucero fue la culminación de una campaña de violencia enfocada contra inmigrantes hispanos.

Desde su muerte, el Departamento de Justicia estadounidense dijo que investigaría los crímenes de prejuicio racial en el condado de Suffolk, así como la respuesta policial.

La organización Southern Poverty Law Center emitió un informe en septiembre que documentó muchos ataques contra los inmigrantes desde una década atrás.

Share