Rayados se llevó el Clásico: 2-1

MONTERREY – Los Rayados del Monterrey terminaron con una racha de 13 años sin ganar el clásico regiomontano en el estadio Universitario en fase regular, al imponerse 2-1 a Tigres, en el partido de la quinta jornada del Torneo Apertura 2009.

Los goles fueron conseguidos por Severo Meza a los 40 minutos y Aldo de Nigris a los 66, por Monterrey, mientras Gastón Fernández marcó a los 25, por Tigres.

Con este resultado, los Rayados llegaron a 10 puntos en el Grupo Dos y los felinos se quedaron con siete en el tercer sector.

El conjunto anfitrión salió desde el primer minuto en busca de la victoria, pero se topó con un Monterrey encerrado en su cancha que apostó al contragolpe.

A los cuatro minutos el visitante logró una llegada en la que William Paredes sacó un disparo desde fuera del área, pero el guardameta Cirilo Saucedo se quedó con la pelota.

Los felinos se fueron al frente y a los 12 minutos el argentino Lucas Lobos cobró un tiro libre por el sector izquierdo y el balón fue directo a la portería, pegó en el travesaño y se salvaron los visitantes.

Paulatinamente el partido subió de tono, tanto que a los 17 minutos se presentó un connato de bronca tras una jugada que protagonizaron Lucas Ayala y Luis Pérez, hubo empujones, se calentaron los ánimos, pero todo quedó en eso.

Tigres siguió en la búsqueda de abrir el marcador y lo consiguió a los 25 minutos a través de Gastón Fernández, quien recibió pase de Lucas Lobos por el lado izquierdo, se quitó a dos defensores, tiró de derecha y mandó el esférico al ángulo.

Tras la anotación, Monterrey adelantó sus líneas en busca de la igualada y a los 40 minutos la consiguió a través de Severo Meza, luego que Aldo de Nigris centró por izquierda, Humberto Suazo intentó rematar de cabeza pero la defensa lo impidió y el esférico salió hacia arriba, donde el defensa ya lo esperaba, lo golpeó sin dejarlo caer, sacó tiro imparable y logró el 1-1.

En la parte complementaria, Monterrey salió en busca de la victoria y a los 49 minutos Aldo de Nigris llegó por derecha, centro a Suazo, quien remató de cabeza, pero la pelota quedó en manos del guardameta.

Los Rayados tuvieron la oportunidad de ponerse al frente en el marcador cuando Fernando Ortiz cometió falta a Suazo dentro del área, se marcó el tiro penal que el mismo chileno cobró, pero falló al mandar el esférico al poste.

Los felinos trataron de reaccionar y tuvieron algunas llegadas de peligro, pero las más claras fueron del conjunto visitante y a los 66 minutos Aldo de Nigris logró el 2-1 al recibir un centro de Osvaldo Martínez por el lado izquierdo, conectó con la cabeza y mandó el balón al fondo de las redes.

Los felinos perdieron fuerza en el medio campo y los visitantes se tornaron cada vez más peligrosos y prueba de ello es que Suazo sacó tiro de derecha dentro del área grande, el balón pegó en la base del poste y así Tigres se salvó de una anotación más.

Sólo dos minutos más tarde, otra vez los felinos pasaron aprietos cuando De Nigris llegó por izquierda, cruzó el tiro la pelota pasó por un lado de la cabaña de Cirilo Saucedo.

El gol simplemente se le negó hoy a Suazo en este encuentro, en virtud de que tuvo otra opción a los 85 cuando disparó de derecha y el esférico lo mandó por un lado de los tres palos blancos.

Los anfitriones ya no veían lo duro sino lo tupido y es que a los 87 minutos, Osvaldo Martínez tiró de derecha desde fuera del área, el balón pegó en el poste y así se fue otra oportunidad.

Tigres buscó hacia el final empatar el marcador, tuvo todavía algunos arribos, pero a final de cuentas todo quedó en los intentos y se llevaron el descalabro en el clásico regiomontano.

El árbitro del encuentro fue José Alfredo Peñaloza.

Share