<!--:es-->Remedios naturales contra el Mal Aliento!
…Enfermedades que avergüenzan a los hombres<!--:-->

Remedios naturales contra el Mal Aliento! …Enfermedades que avergüenzan a los hombres

¡No te calles!
El mal aliento puede hacerte pasar momentos incómodos y hacerte sentir inseguro, sin embargo, existen varias formas muy sencillas de prevenir y aliviar este problema. Conoce algunas plantas y alimentos que te ayudarían a eliminar las bacterias causantes del mal aliento, y siente la seguridad de poder abrir la boca.

¿Qué es ese olor?
«Una de las principales causas de mal aliento son las bacterias que se alojan en la boca», explica el Dr. Charlie J. Inga, del servicio de salud Nemours. «Estas bacterias se alimentan de los residuos de comida que se quedan entre los dientes, y como desecho producen compuestos de azufre que hacen que el aliento huela mal».
1. Dile sí al té
«El té ayudaría a combatir el mal aliento, ya que contiene polifenoles, un tipo de antioxidantes que inhibiría el crecimiento y reproducción de las bacterias de la boca, y evitaría que produjeran compuestos de azufre», explica la Dra. Cathy Wong, del American College of Nutrition.
2. Goma de mascar… de canela
«Esta golosina contiene aceite de canela, el cual tiene propiedades antisépticas, por lo que combatiría a las bacterias causantes del mal aliento», asegura el Dr. Stephen Z. Wolner, de la Universidad de Nueva York. «No obstante, asegúrate de usar gomas de mascar sin azúcar, para no obtener el efecto contrario».
3. Especias para tu boca
De acuerdo con el Dr. Roger Levin, fundador del Levin Group, «Mascar algunas especias, como romero, menta o hinojo, o beber su infusión un par de veces al día, sobre todo luego de comer, combatiría el mal aliento: los aceites esenciales de estas plantas impregnarían el sistema digestivo y las vías respiratorias evitando el mal olor».
4. Perejil
«El perejil es rico en clorofilina, un compuesto de la clorofila capaz de absorber y eliminar olores; mascar un poco de perejil fresco luego de comer o beber jugos de verduras que contengan perejil ayudaría a combatir y prevenir el mal aliento», asegura el Dr. Levin.
El problema de la comida
Según el Dr. Inga, el mal aliento no siempre se origina en la boca: «Muchos alimentos, como el ajo y la cebolla, poseen sustancias de olores fuertes, y cuando se digieren, algunas partículas de estos activos pasan a la sangre y de ahí a los pulmones, desde donde son expulsadas produciendo un mal aliento persistente».
5. Muerde algo crujiente
Según el Dr. David Hufford, de la Universidad Estatal de Pennsylvania, «Tomar durante el día snacks de frutas y verduras crujientes, como manzanas, apio, zanahorias o jícamas, ayudaría a remover las bacterias de los dientes, así como los residuos de comida, lo cual permitiría evitar y combatir el mal aliento».
6. Ponle una C a tu aliento
“Los alimentos ricos en vitamina C, como los cítricos, las moras y la guayaba, modificarían el ambiente de la boca, haciéndolo inhabitable para las bacterias causantes del mal aliento y de otros problemas como la gingivitis”, asegura la Dra. Christine Gerbstadt del Blake Medical Center.
Cuidado con el ácido
“Los ácidos presentes en las frutas cítricas y sus jugos dañarían el esmalte de los dietes si los tomas en grandes cantidades”, explica el Dr. Laurence Walsh, de la Universidad de Queensland, “Para evitar esto, consume los cítricos o sus jugos con otros alimentos como parte de un snack, y bebe agua al final para remover el exceso de ácido”.
7. Agua y más agua
“Beber agua con frecuencia ayudaría a remover las bacterias de la boca, así como a retirar los residuos de alimentos que se quedan entre los dientes, además, el agua mantendría tu boca y tu cuerpo bien hidratados durante el día; todo esto ayudaría a evitar el mal aliento”, explica la Dra. Wong.
8. Tomillo
«El tomillo es rico en thymol, un antiséptico natural; enjuagarte la boca con una infusión de tomillo todos los días evitaría el mal aliento y otros problemas orales, como caries o infecciones, pues acabaría con las bacterias que los producen», comenta el Dr. Meikun Fan, de la Universidad de Victoria en Canadá.
El cepillo y la pasta no bastan
Cepillarse y usar enjuague e hilo son acciones necesarias para combatir el mal aliento, sin embargo, no son siempre la solución: «En las ocasiones en las que el mal aliento no se origina en la boca, cepillar los dientes no arreglaría el problema, sólo disfrazaría el olor por un tiempo”, destaca el Dr. Inga.
9. Regaliz
Mascar un poco de raíz de regaliz o beber su infusión mejorará tu aliento: según el Dr. Stefan Gafner, de la Universidad de Lausanne, en Suiza, «El regaliz contiene licoricidina, un antibiótico natural que eliminaría las bacterias del mal aliento y además ayudaría a prevenir las caries y problemas en las encías».
10. Bicarbonato de sodio
Cepillarse los dientes con bicarbonato de sodio o hacer gárgaras con bicarbonato diluido en agua tibia, te ayudará a controlar el mal aliento: «El bicarbonato cambiará el nivel de acidez de la boca, haciendo que sea difícil para las bacterias crecer y reproducirse», comenta el Dr. Ivan Oransky, de la Universidad de Nueva York.
11. Enjuague de sal
Puede no ser tan refrescante, pero enjuagarte la boca con una solución de agua y sal ayudaría a eliminar el mal aliento: «La sal deshidrataría la boca, eliminando las principales bacterias causantes del mal olor y de otros problemas como gingivitis o caries», asegura el Dr. Suresh Rupesh, del Colegio de Ciencias Dentales Pushpagiri, en India.
¿Cómo los preparo?
Para preparar los enjuagues de sal o bicarbonato, diluye media cucharadita de cualquiera de las sustancias en media taza de agua tibia. Enjuaga y haz gárgaras, para que la solución alcance la parte de atrás de la boca, donde se depositan muchas bacterias. Al final, enjuágate con agua pura, para eliminar los residuos.
Otros males
La deshidratación, el uso de alcohol y el tabaco también son causas comunes de mal aliento, sin embargo, a veces éste puede deberse a enfermedades como bronquitis, diabetes o problemas digestivos. Si tu mal aliento ha durado varios días, es importante que acudas al médico para saber si hay algún problema detrás.
12. Probióticos
«Tener una mala digestión propiciaría la liberación de gases y compuestos que causarían mal aliento; los probióticos, sin embargo, mejorarían el proceso digestivo y eliminarían a las bacterias nocivas, aliviando este problema», explica el Dr. Harold Katz, de la California Breath Clinic.
Ataque doble
Además de mejorar la digestión, los probióticos influirían directamente en la boca: el Dr Katz explica que «En la boca también existen bacterias buenas y malas, y el mal aliento aparece cuando las segundas proliferan; consumir probióticos ayudaría a mantener las bacterias malas a raya, evitando el mal olor».

Share