<!--:es-->Renace carnaval en Nueva Orleans<!--:-->

Renace carnaval en Nueva Orleans

Nueva Orleans, Estados Unidos.- A casi seis meses de que «Katrina» azotara Nueva Orleans, sus habitantes decidieron no suspender la edición 150 del famoso carnaval Mardi Gras como testimonio de que la ciudad empieza a levantarse, y desde hoy y hasta el 28 de febrero preparan su fin de fiesta.

El toque satírico no podrá faltar, así que el desastre ocasionado por el huracán, la ayuda tardía del gobierno y los problemas que aún enfrentan los 800 mil habitantes que ya viven en la ciudad, a la que otros 400 mil no se han incorporado, entre otras causas, por la destrucción que aún padecen sus barrios, serán tema de este Mardi Gras.

En uno de los carros alegóricos se interpretarán melodías bajo el título «Adonis Canta sobre la Tormenta», y algunas de las programadas son «Can’t get no satisfaction (No puedo tener satisfacción)» y «On the road again (En el amino de nuevo)». Otros mostrarán un espíritu de renacimiento, como Centuriones, que invitarán a disfrutar Nueva Orleans.

Sin embargo, en esta ocasión, el Ayuntamiento que se declaró en quiebra después de la tormenta pidió que la celebración fuese mucho más pequeña, que los desfiles se realizaran en una sola zona y que no se prolongaran hasta la madrugada.

«Una de las razones es que la logística y la seguridad en los eventos sería un desembolso muy fuerte en estos momentos, explica Kim Priez, vicepresidenta de Turismo de Nueva Orleans.

El carnaval inició con un desfile el 12 de febrero, pero fue hasta el fin de semana que continuó la actividad, suspendiéndose de nueva cuenta para reactivarse hoy y proseguir hasta el 28 de febrero.

«‘Katrina’ no puede matar el carnaval», dice Arthur Hardy, historiador de esta tradición, que sólo ha sido interrumpida en 13 ocasiones, a causa de la Guerra Civil y la Primera y Segunda Guerra Mundial, y cuya primera edición fue el 24 de febrero de 1857.

«Se realizó incluso durante la Depresión del 29, porque el pueblo necesitaba alegría, y el Mardi Gras, cuyos colores son el dorado, del poder; el morado, de la justicia; y el verde, de la fe, representa nuestra tradición, nuestra cultura, nuestra diversidad».

La vicepresidenta de Turismo indica que de 300 millones de dólares que se recaudaron el año pasado por la llegada de turistas ahora se estima serán 150 millones.

Priez enfatiza que el turismo es la industria número uno de la ciudad, y la que logrará hacerla surgir de nuevo, por eso el Mardi Gras es una magnífica oportunidad para que el mundo voltee y vea que después de «Katrina», Nueva Orleans ha despertado ya.

Share