<!--:es-->Renuncia el jefe de la policía de Ferguson<!--:-->

Renuncia el jefe de la policía de Ferguson

El jefe de policía de Ferguson presentó su renuncia después de un duro informe del Departamento de Justicia elaborado a raíz de la muerte de un joven negro de 18 años a manos de un policía blanco.
El Ayuntamiento de la ciudad informó en un comunicado que se había llegado a un acuerdo de separación mutua y tendrá una indemnización por despido y el seguro de salud por un año.
El teniente coronel Al Eickhoff se convertirá en jefe interino 19 de marzo, mientras se inicia la búsqueda para un nuevo jefe.
“Iniciamos una búsqueda nacional por el nuevo jefe de policía. La ciudad continua revisando los puntos del reporte del Departamento de Justicia”, señaló el alcalde James Knowles.
Asimismo, el alcalde dijo que la ciudad de Ferguson quiere ser un ejemplo de cómo una ciudad se puede recuperar en medio de una adversidad.
Jackson se había resistido a exhortos previos para que renunciara por el manejo que dio al incidente de agosto que costó la vida a Michael Brown y a las protestas subsiguientes.
Thomas Jackson, quien se hizo cargo del Departamento de Policía de Ferguson hace cinco años, se convierte en el más reciente funcionario de alto rango que anuncia su dimisión.
Ayer por la noche, el Ayuntamiento de Ferguson aprobó por unanimidad la noche del martes la dimisión del administrador municipal, John Shaw, después de la publicación de un duro informe del Departamento de Justicia sobre sesgos raciales en la localidad.
Como administrador de la ciudad, Shaw supervisaba el cuestionado departamento de Policía y nombraba al juez municipal, que dimitió el lunes también como consecuencia de las críticas del Departamento de Justicia a su gestión.
A través de un comunicado de prensa, el ayuntamiento señaló que el Consejo había llegado a un “acuerdo de separación mutua” con Shaw, por lo que se hará una búsqueda a nivel nacional e inmediata para la sustitución de Shaw.
Asimismo, hace una semana, el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, dijo que el Departamento de Justicia utilizará su autoridad para reformar el departamento de Policía de Ferguson y no descartó desmantelarla por completo.
El informe acusa a la policía de Ferguson de violar sistemáticamente los derechos civiles de la población negra, con detenciones sin motivo aparente y el uso excesivo de la fuerza sobre todo contra esa comunidad.
La investigación federal reveló que en los últimos dos años los ciudadanos afroamericanos de esa localidad, que suponen el 67% de la población, fueron objeto del 85% de las detenciones de tráfico, el 93% de los arrestos y el 88% de los casos en los que la Policía empleó la fuerza.

Share