<!--:es-->Respeto a todos los Países menos a Estados Unidos e Israel: Iran<!--:-->

Respeto a todos los Países menos a Estados Unidos e Israel: Iran

Teherán. El nuevo gobierno iraní del presidente Mahmoud Ahmadinejad anunció hoy que prevé «relaciones sanas y activas con todos los países, excepto el régimen usurpador de Qods (Jerusalén, el gobierno israelí) y el régimen político estadunidense mientras no respete la grandeza e intereses del pueblo iraní».

De acuerdo con un texto dado a conocer hoy sobre las nuevas directrices del gobierno de Ahmadinejad, quien tomó posesión el pasado 3 de agosto, «quiere continuar la política de distensión» aplicada por su predecesor Mohamad Jatami y «de lucha contra las amenazas» internacionales.

El programa prevé igualmente la «adquisición completa de tecnología para la producción de combustible nuclear con fines pacíficos, y la inversión para hacer al país independiente en el dominio de la tecnología nuclear, respetando los tratados internacionales», se informó en un comunicado.

En este sentido, el nuevo dirigente encargado del tema nuclear, Alí Larijani, sugirió que su país no dará marcha atrás al reinicio, el 8 de agosto, de la conversión de uranio. «Irán no acepta la resolución» de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA)» que le solicita suspenda ese proceso, señaló.

La troika europea conformada por Francia, Alemania y Gran Bretaña, que negocia con Irán «debe comprender que el gobierno está determinado a conservar el ciclo de producción de combustible nuclear», y por lo tanto el enriquecimiento de uranio, dijo Larijani.

Mientras, más de mil estudiantes iraníes formaron hoy una cadena humana alrededor de la planta de conversión de uranio de Isfahan, en el centro de Irán, y prometieron luchar «hasta el final» para mantener el programa nuclear del país.

El grupo de estudiantes, en el que había mujeres y clérigos, aseveró que resistirá cualquier presión extranjera, incluidos ataques militares de Estados Unidos. Además, condenó la resolución del AIEA que reclama el cierre de la planta y consideraron que tiene un trasfondo político.

Los estudiantes gritaron proclamas amenazantes contra Estados Unidos, Israel y la troika europea y los que acusaron de tratar de «privar» al país de tecnología nuclear.

Share