<!--:es-->Revelan poder anticancerígeno del tinto
…Investigadores estadounidenses descubrieron que la piel y las semillas de uvas tintas imitan algunos efectos de los medicamentos para este mal<!--:-->

Revelan poder anticancerígeno del tinto …Investigadores estadounidenses descubrieron que la piel y las semillas de uvas tintas imitan algunos efectos de los medicamentos para este mal

El consumo habitual de vino tinto podría reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama, reveló un estudio realizado por científicos del Cedars-Sinai Medical Center (CS) de Los Ángeles, Estados Unidos.

De acuerdo con los investigadores, los compuestos químicos presentes en la piel y semillas de uvas tintas imitan los efectos de los inhibidores de aromatasa –medicamentos usados en el tratamiento de cáncer de mama–, ayudando a reducir los niveles de estrógeno en mujeres y creando una protección natural contra la enfermedad.

Chrisandra Shufelt, directora asistente del Centro Cardíaco de Mujeres de CS e integrante del equipo de investigación, detalló que los resultados ayudarán a desmentir la creencia de que el consumo habitual de todo tipo de bebidas alcohólicas aumenta significativamente el riesgo de padecer cáncer de mama.

Para el estudio se realizaron pruebas a 36 mujeres, en cuya dieta diaria se incluyó un promedio de 240 mililitros de Cabernet Sauvignon o Chardonnay durante 30 días.

«Hemos encontrado que existen compuestos químicos en la piel y semillas de las uvas tintas, los cuales no se encuentran en los vinos blancos, que reducen significativamente el riesgo de padecer cáncer de mama. Los resultados no sugieren que el vino blanco aumente el riesgo, sino que simplemente no ofrece el mismo efecto protector», detalló Glenn Braunstein, coautor del estudio.

Aunque los investigadores no recomendaron el inicio de consumo diario de vino en mujeres no bebedoras, la sugerencia para consumidoras habituales es apostar por las variedades tintas por sobre las blancas.

Share