Revisan redada de Iowa – Jueza atiende pedido de frigorífico

DENVER – La jueza federal a cargo del caso de contratación de trabajadores indocumentados en un frigorífico de Iowa, confirmó el martes que considerará un pedido presentado en la víspera para que se declare inadmisible la evidencia incautada durante una redada del servicio de inmigración, la mayor registrada en la historia de Estados Unidos.

Argumento legal

La jueza Linda Reade informó a los medios de Cedar Rapids, donde tiene su sede la corte federal, que próximamente dará una respuesta por escrito al argumento del abogado James Clarity, que representa al frigorífico Agriprocessors, de que la evidencia en contra del personal jerárquico de Agriprocessors fue obtenida ilegalmente.

Por segunda vez en menos de tres semanas, Clarity se presentó ante Reade para argumentar que la incautación de archivos de Agriprocessors durante el operativo de inmigración del 12 de mayo de 2008 era ilegal, ya que las autoridades federales solamente contaban con una orden de allanamiento administrativa, pero no criminal.

Si así fuese, no solamente la evidencia no podría ser usada en contra del personal jerárquico de Agriprocessors, sino que, según Clarity, habría que reabrir los casos de los trabajadores indocumentados arrestados durante la redada, ya que no se puede usar una orden administrativa para arrestar a alguien y luego presentar cargos criminales contra esa persona.

Fiscalía nerviosa

Sin embargo, en declaraciones previas, el fiscal federal C.J. Williams había dicho que las autoridades contaban con dos órdenes de allanamiento, una administrativa y la otra criminal, y que ambas órdenes se cumplieron simultáneamente, lo que permitió el arresto de 389 trabajadores indocumentados y la incautación de los archivos y las computadoras del frigorífico.

Sobre la base de esa información, el gobierno federal presentó cargos por incumplimiento de las leyes de inmigración en contra de Sholom Rubashkin, de 49 años, ex dueño y ex vicepresidente de Agriprocessors.

Rubashkin fue arrestado por autoridades federales a finales de octubre pasado y acusado de conspirar para contratar a indocumentados en su establecimiento a cambio de ganancia financiera.

El empresario quedó posteriormente en libertad bajo fianza pero fue arrestado nuevamente en noviembre pasado, cuando aparentemente se aprestaba a abandonar el país.

Share