<!--:es-->Salvadoreños en EEUU denuncian incumplimiento de acuerdos de paz<!--:-->

Salvadoreños en EEUU denuncian incumplimiento de acuerdos de paz

Los Angeles.- Los salvadoreños residentes en Los Angeles exigieron hoy al gobierno de su país cumplir con los acuerdos firmados el 16 de enero de 1992 en México y que pusieron fin a 11 años de guerra en El Salvador. Al menos 20 activistas que portaban pancartas en contra el gobierno del partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), coreaban consignas contra el presidente salvadoreño, Antonio Saca, frente a la sede del consulado de ese país en Los Angeles.

“En 1992, nosotros como pueblo salvadoreño teníamos grandes expectativas de que se iba a transformar el país”, dijo a Roberto Pineda, reverendo de la iglesia luterana salvadoreña en Los Angeles.

“Pero 15 años después con mucha tristeza podemos afirmar que el sueño se transformó en pesadilla”, añadió.

Según Pineda, hoy día El Salvador es un país más injusto, con mucha más explotación y exclusión de la que había antes.

“La pobreza ha crecido mucho más, porque en estos 15 años se implementó un modelo económico que destruyó la agricultura y por eso miles de campesinos han tenido que emigrar del país para buscar un empleo en California”, sostuvo

La guerra civil en El Salvador comenzó 1981 cuando cinco guerrillas izquierdistas, aglutinadas en el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), lanzaron una ofensiva en contra de una junta de gobierno conformada por civiles y militares.

La confrontación armada, en la que murieron cerca de 75.000 personas, finalizó el 16 de enero de 1992 con la firma del tratado de paz.

“No se están cumpliendo ninguno de los acuerdos”, denunció Frankie Flores, coordinador del Comité de Solidaridad con el pueblo de El Salvador (CISPES, en inglés).

“En lo económico, ya sabemos, por eso se han venido miles de salvadoreños después de los acuerdos de paz”, aseguró Flores, quien mencionó que a diario emigran entre 900 y 1.000 de sus compatriotas.

De acuerdo con María Guardado, quien fue secuestrada y torturada por los escuadrones de la muerte de su país, después de finalizado el conflicto “el gobierno de derecha ha continuado reprimiendo y masacrando gente y líderes políticos de diversos sectores”. “Y lo que queremos es que haya justicia, para que haya paz en ese país, para que ya no emigre nuestra gente porque no tienen oportunidad de trabajar”, manifestó.

Se estima que alrededor de dos millones de salvadoreños residen en los Estados Unidos, de los cuales se calcula que 900.000 están radicados en la ciudad de Los Angeles.

Share