Qué es el sargazo?,  el alga color marrón  que está invadiendo  las turísticas playas  de Cancún

Qué es el sargazo?, el alga color marrón que está invadiendo las turísticas playas de Cancún

Sargazo alga color marrón

En las últimas semanas, las paradisíacas playas de la Riviera Maya de México han perdido sus aguas color turquesa y ahora lucen invadidas por cantidades atípicas de sargazo, un tipo de alga que podría advertir sobre uno de los primeros síntomas de un desastre ecológico.
Estas algas afectan principalmente las zonas turísticas de Quintana Roo: Cancún, Puerto Morelos, Tulum y Mahahual.

¿Qué es el sargazo?
Se trata de una macroalga color marrón que se mantiene a flote por medio de vesículas llenas de gas. Son capaces de crecer varios metros creando fuertes y flexibles islas que se mantienen compactas pese a las fuertes corrientes del Mar Caribe.
Estas algas también sirven de refugio a peces, camarones, tortugas y cangrejos.
Suelen aparecer en las zonas tropicales y costeras del mundo, por lo que el Golfo de México y el Mar Caribe ofrecen un ambiente ideal para su proliferación.
¿Por qué se origina?
De acuerdo con los pocos estudios que han investigado el origen de estas algas, y pese a que aún no se definen aún con certeza, estas son las teorías sobre las causas.

La primera apunta que proviene del Mar de Sargazo que se encuentra en las Bahamas, las cuales se están desplazando hacia el sur debido al calentamiento global. Otra teoría señala que sucede por la falta de huracanes fuertes, lo que ha provocados una estabilidad en el ecosistema, generando condiciones propicias para la reproducción del sargazo.

También se ha mencionado que África sería el origen de estas algas debido a la gran cantidad de arena que se desprende del desierto, lo que genera los nutrientes suficientes para incrementar la cantidad de sargazo sobre el mar.
De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), esta invasión anual que se ha registrado en cantidades atípicas desde 2013, es una reacción al aumento de nutrientes debido a la contaminación ambiental, al aumento de la temperatura del agua y los cambios en las corrientes marinas, producto del cambio climático.

¿Señales de un desastre
ecológico y económico?

De acuerdo con las especialistas de la Universidad Autónoma de México Marta García y Brigitta Ine Van Tussenbroe, este fenómeno podría suponer desastre ecológico si no se establece un organismo central que actúe.
Las investigadoras del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) explicaron, a través de una videoconferencia realizada en días pasados, que el sargazo acaba con el oxígeno presente en el mar y provoca cambios en el ecosistema que, de no detener pronto las llegadas, pueden ser irreversibles, afectando a las mismas especies que debería albergar.
Este desastre afectaría también la económica de la zona, la cual depende enormemente del turismo y la pesca. Las empresas hoteleras de Quintana Roo ya han gastando cerca de 1 millón de pesos al mes en labores de limpieza.
“El atractivo de este turismo son los mares azul turquesa y la arena blanca, si los turistas solo ven playas con toneladas de materia orgánica en descomposición con malos olores, no van a regresar. Existe un riesgo serio de que este estado pierda su fuente principal de ingreso, que es su turismo”, aseveró.

¿Hay algo que se pueda
hacer para revertir los daños?

De acuerdo con Van Tussenbroek, la solución es frenar la llegada del alga a las playas desde sus lugares de origen. Para ello, “se tienen que estudiar cuáles son las mejores técnicas de retiro para evitar pescar toda una fauna asociada al sargazo”.

“Puede cosecharse mediante barcos que son bastante efectivos, pero esto, otra vez, tiene que estudiarse bien”, reiteró.
Una vez llega a las playas, existen otros lineamientos para proceder, que van desde acciones que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) lleva aplicando desde 2015 a acciones ciudadanas o de los complejos hoteleros.

Pero una vez retirado, deben “encontrarse mejores lugares donde guardar el sargazo una vez recolectado”, algo que todavía no está bien regulado.

Share