<!--:es-->Se acerca la pastilla anticonceptiva para hombres<!--:-->

Se acerca la pastilla anticonceptiva para hombres

Un nuevo compuesto sintético llamado JQ1 podría ser la clave para contar con una pastilla anticonceptiva para hombres, si es que el equipo de investigadores del Instituto para el Cáncer Dana-Farber y el Colegio de Medicina de Baylor (Estados Unidos) que probaron la sustancia en ratones sigue teniendo éxito. «Nuestro estudio demuestra que, en roedores, este compuesto produce un rápido y reversible descenso en el conteo de esperma y en su movilidad, generando efectos muy profundos en la fertilidad», afirma James Bradner, uno de los especialistas a cargo de la investigación, cuyas conclusiones fueron publicadas en la prestigiosa revista científica Cell.
Los expertos notaron, en su experimento, que el JQ1 pasa de la sangre a los testículos e interrumpe la espermatogénesis, el proceso por el cual el esperma madura. Como resultado de esta interferencia, los espermatozoides son menos y de menor calidad. Al interrumpir la administración del JQ1, la producción de esperma vuelve a la normalidad. Además, este compuesto no afectó la producción de testosterona ni la salud de las crías, una vez que los ratones dejaron de tomarlo.
Este compuesto fue originalmente sintetizado para bloquear la expresión de un gen llamado BRD4, que está involucrado en la generación del cáncer. Como se sabe por estudios previos que este gen también se relaciona con la infertilidad en los ratones, los especialistas comenzaron a investigar su posible uso como método anticonceptivo masculino.
En los ratones del nuevo estudio, el JQ1 se unió al gen BRD4 y de esta manera interfirió en el proceso de formación de espermatozoides.
Bradner afirma que «nuestros hallazgos sugieren que un anticonceptivo oral y reversible para hombres es posible». El experto reconoce que aun hay que hacer más investigaciones para conocer el tema más a fondo, pero considera que el JQ1 es un compuesto prometedor para la creación de un anticonceptivo masculino.
En realidad, son muchos los experos en anticoncepción que aseguran desde hace años que un anticonceptivo masculino es, desde un punto de vista técnico, sencillo de desarrollar. El problema, coinciden, es dar con una forma de administración que garantice que los varones realmente lo utilicen.

Share