<!--:es-->Se aproxima una tormenta al Tricolor<!--:-->

Se aproxima una tormenta al Tricolor

...A 150 días del Mundial, hay dudas

MEXICO- La ausencia de Cuauhtémoc Blanco, la posible convocatoria del argentino Walter Gaitán como tercer nacionalizado y la incertidumbre sobre la habilitación de Salvador Carmona y Aarón Galindo, suspendidos un año por dopaje, amenazan la preparación de México de cara al Mundial de Alemania-2006.

Una auténtica tormenta: Si bien el camino de los aztecas en su clasificación fue relativamente tranquilo –fueron segundos en la zona Concacaf tras Estados Unidos–, estos tres asuntos amenazan con desestabilizar al conjunto que ha ido creando el técnico argentino Ricardo Lavolpe.

El nubarrón más oscuro que se cierne sobre Lavolpe es el que representa el delantero del América, Cuauhtémoc Blanco, que la pasada temporada fue considerado el mejor jugador del fútbol mexicano, pero que no ha sido convocado por Lavolpe desde marzo del año pasado y podría quedarse fuera del Mundial.

La actitud del jugador en los últimos partidos que jugó con México –que algunos consideraron poco comprometida– y, sobre todo, su autodescalificación voluntaria de la Copa de las Confederaciones alegando descanso parecían haber sido las causas para que Lavolpe no lo hubiese vuelto a convocar.

Sin embargo, en unas críticas declaraciones a la emisora W Radio, el presidente de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF), Alberto de la Torre, desató la polémica al asegurar que la exclusión de Blanco se debía a una “actitud del jugador” y a un asunto interno del equipo que no debía hacerse público. “No es que se tenga una animadversión hacia Cuauhtémoc Blanco, sencillamente creo que debemos salvaguardar muchas cosas que pasan internamente en la selección”, agregó.

El delantero aseguró que no sabía qué querían decir estas afirmaciones y que todavía tiene “mucha ilusión de ir al Mundial”.

“Yo no tengo ningún problema con él (De la Torre) ni con Ricardo Lavolpe, si ahora está sacando que sí hay, pues no sé de qué esté hablando. Mi conciencia está muy tranquila, yo estoy bien y no tengo problemas con nadie”, dijo Blanco.

Pero a continuación hizo gala de su fuerte carácter y amenazó que “si no es verdad (lo que dice De la Torre), podemos llegar hasta abogados, porque conmigo no van a jugar así (…), que diga todo, pero si no es cierto esto puede llegar muy lejos”.

Otro asunto que podría explotarle en las manos a Lavolpe de cara a Alemania-2006 es el de los jugadores nacionalizados.

México ya cuenta con dos extranjeros naturalizados mexicanos en sus filas con muchas posibilidades de acudir al torneo (el brasileño Antonio Naelson Matías ‘Sinha’ y el argentino Guillermo Franco).

Pero el técnico ya ha sugerido que podría incluir en su lista a otro argentino, Walter Gaitán, que está en proceso de naturalización y al que Lavolpe ya ha lanzado algunos elogios y ha dicho que si lo convoca no “se va a achicar” ni a poner nervioso.

Esto podría ser demasiado para la afición y la prensa deportiva mexicanas, que ya ha tragado con dificultad la inclusión de ‘Sinha’ y Franco.

Por último, está el tema de los jugadores del Cruz Azul, Salvador Carmona y Aarón Galindo, suspendidos un año por dopaje en un control interno durante la Copa de las Confederaciones y por el que la FIFA multó a la FMF.

Lavolpe reclamó en una entrevista con el diario Esto que se reduzca la sanción para que el defensa Carmona, al que considera “fundamental” en su esquema, pueda participar en Alemania. “Hace tiempo en el mundo se ha demostrado que si te dan un año, generalmente hay una apelación y se reducen las sanciones”, dijo.

México es cabeza de serie del Grupo D del Mundial teutón, en el que fueron sembrados Portugal, Irán y Angola.

Share