<!--:es-->SE SIGUEN VIOLANDO NORMAS DISEÑADAS PARA AYUDAR A LOS PROPIETARIOS DE VIVIENDA<!--:-->

SE SIGUEN VIOLANDO NORMAS DISEÑADAS PARA AYUDAR A LOS PROPIETARIOS DE VIVIENDA

Hace casi un año, que la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (Consumer Financial Protection Bureau o CFPB, por sus siglas en inglés) introdujo normas diseñadas para los proveedores de servicios hipotecarios con la meta de poner fin a las prácticas depredadoras que han costado la pérdida de viviendas a innumerables familias. Los nuevos estándares de servicio hipotecario hicieron modificaciones a los préstamos para viviendas de manera que fueran más asequibles al público y establecieron bases para mejorar los servicios que se ofrecen a los prestatarios. Sin embargo, una encuesta realizada por el Consejo Nacional de La Raza (National Council of La Raza o NCLR, por sus siglas en inglés) y el Centro Nacional de Recursos de Vivienda (National Housing Resource Center o NHRC, por sus siglas en inglés) reveló que a pesar de que las nuevas normas mejoraron significativamente la industria de servicios hipotecarios, quienes prestan esos servicios continúan empleando malas prácticas que podrían forzar a los prestatarios a abandonar sus viviendas.

«No hay duda de que las normas de servicio hipotecario, en particular la norma que prohíbe la política de seguimiento doble de las instituciones prestamistas han servido de gran ayuda a las familias latinas que fueron afectadas de manera desproporcionada por la crisis hipotecaria», dijo Eric Rodríguez, vicepresidente de la Oficina de Investigación, Defensa y Legislación de NCLR. «Pero demasiados empleados que prestan servicios en la industria hipotecaria eluden su responsabilidad al no observar el cumplimiento de las nuevas normas lo que podría tener graves consecuencias para las familias que están luchando por mantener un techo sobre sus cabezas. Las normas han estado en vigor durante casi un año y sobre este punto, quienes prestan servicios hipotecarios no tienen excusa ninguna para ignorar las normas y nos complace ver que CFPB está intensificando las acciones de ejecución contra los infractores».

El verano pasado el NCLR y las redes de NHRC llevaron a cabo un estudio de investigación con consejos de viviendas en 35 estados y en Washington, DC, a fin de determinar si los funcionarios encargados de los servicios prestatarios estaban cumpliendo las nuevas normas federales. Según los encuestados por ese estudio, aun persisten problemas generalizados cuando los funcionarios encargados de procesar las hipotecas pierden los documentos de los propietarios y no cumplen con los plazos requeridos en notificaciones enviadas a los prestatarios. Casi el 60 por ciento de los consejeros de vivienda dijeron que los funcionarios a cargo de las tramitaciones a menudo no les comunican –dentro de los 30 días requeridos– a los propietarios de viviendas si una solicitud de modificación de préstamo ha sido aprobada o no. Casi el 20 por ciento de los encuestados también informó de que, se encontraron casos, donde los funcionarios habían iniciado una ejecución hipotecaria, aun cuando una solicitud de modificación de préstamo se estaba procesando o iniciaron el proceso de ejecución hipotecaria antes de los 120 días requeridos para declarar si procede o no determinar que existe incumplimiento de pago de la hipoteca por parte del prestatario

«Después de un año de la aplicación de las nuevas normas, requeridas por CFPB sobre la prestación de los servicios hipotecarios, se vislumbran progresos claros para proteger a los propietarios de viviendas contra las ejecuciones hipotecarias injustas. Pero los asesores de vivienda aún están viendo que los funcionarios a cargo implementar las normas no cumplen los plazos críticos y que las normas las cumplen de manera incompleta «, dijo Bruce Dorpalen, Director Ejecutivo de NHRC. «Aún más, NHRC tiene que abordar los obstáculos que enfrentan los propietarios de viviendas que no hablan inglés, no se les presta la debida atención y enfrentan ejecuciones hipotecarias innecesarias debido a las barreras del idioma».

La encuesta puso de relieve importantes desafíos para los prestatarios que tienen un limitado dominio del inglés ya que ellos no pueden comunicarse bien con los funcionarios a cargo de los mencionados servicios. Casi la mitad de los encuestados dijeron que los funcionarios no proveen notificaciones escritas en el idioma preferido de los prestatarios ni tampoco reciben servicios de traducción adecuados. Cincuenta y cinco por ciento de los consejeros de vivienda, dijeron que aun cuando se proveen traductores esas personas raramente tienen fluidez en el idioma preferido del prestatario ni tienen la experiencia técnica debida para ayudar a los clientes adecuadamente.

«El acceso al idioma es clave y ese problema debe abordarse, en especial para los propietarios latinos», agregó Rodríguez. «Para el 2020, la mitad de todos los nuevos compradores de vivienda será latinos, pero quedan dudas si la industria de servicios hipotecarios podrá servir adecuadamente al diverso mercado de la vivienda del futuro. Para garantizar la máxima calidad y proveer servicios con mayor transparencia para todos los futuros propietarios, los funcionarios de los servicios hipotecarios deberían comenzar por esforzarse en ofrecer una forma de comunicación de mayor eficacia para todos los propietarios de viviendas que tenga en cuenta el idioma que los prestatarios hablan».

NCLR y NHRC continuarán trabajando con la CFPB para mejorar las normas de los servicios y asegurar que los funcionarios a cargo de los servicios hipotecarios cumplan con las nuevas normas. Mientras tanto, se recomienda a los propietarios de viviendas que necesitan ayuda que se pongan en contacto con un asesor de vivienda llamando a la línea de asesoría de vivienda de NCLR al (888) 532-3021.

NCLR –la organización nacional más grande de apoyo y defensa de los derechos civiles de los hispanos en los Estados Unidos– trabaja para mejorar las oportunidades de los hispanos. Para obtener más información sobre NCLR, por favor visite http://www.nclr.org/, o síganos en Facebook y Twitter.

National Housing Resource Center es una organización sin fines de lucro abocada a ofrecer servicios de asesoría sobre la vivienda a la comunidad, a los consumidores de viviendas, las comunidades de color, los ancianos y las poblaciones marginadas. Para obtener más información acerca de NHRC, por favor visite www.hsgcenter.org.

Share