<!--:es-->Ser gorda es peor que ser gordo!<!--:-->

Ser gorda es peor que ser gordo!

SYDNEY – La obesidad, que alcanza proporciones de pandemia, penaliza doblemente a las mujeres, más predispuestas a desarrollar enfermedades y más condenadas al ostracismo que sus pares masculinos, según una experta presente en 10 Congreso Internacional sobre la Obesidad, en Sydney.

Discriminadas y aisladas

“Ser mujer y obesa es lo peor que hay”, estimó Berit Heitmann, consejera del gobierno danés en materia de investigación médica y nutrición.

Las mujeres víctimas de sobrepeso viven la amarga experiencia de ser discriminadas desde la infancia, rechazadas por sus pares a veces desde la edad de los tres años, explicó.

Esta situación se vuelve dramática en la adultez, en el mundo del trabajo, por ejemplo, donde “la apariencia y la talla tienen que ver con el hecho de conservar el empleo y el salario”, estimó la experta.

Heitmann resumió: “las obesas carecen de amigos, de relaciones intimas, de lazos sociales, de educación, de salarios y de respeto”.

Esta desigualdad aparece también en el plano fisiológico. Con una masa corporal igual, la diabetes, la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares afectan más a las mujeres.

“El riesgo para un hombre de desarrollar una diabetes tipo 2 es 50 por ciento del riesgo que corre una mujer obesa”, indicó.

Según la Organización Mundial de Salud (OMS), el mundo cuenta actualmente más obesos que personas que sufren malnutrición: 1.000 millones de habitantes es víctima de sobrepeso, mientras que 800 millones no comen lo suficiente”.

El Congreso, que durará hasta el fin de semana, se realiza cada cuatro años. En 2002 se realizó en Sao Paulo y en 1998 en París.

Share