¿Será el año de WiMAX?

Imagina un “hotspot” que, en vez de 30 metros, tenga un alcance de varios kilómetros. Podrías llevar tu computadora a cualquier sitio en un área de varios kilómetros cuadrados sin perder tu conexión de banda ancha.

Mejor aún, si tu proveedor de servicio colocara varias antenas, tendrías cobertura de internet en toda una ciudad, de manera similar a la que disfrutas en tu celular. ¿Interesante?

La tecnología para hacerlo existe desde el 2001. Se llama WiMAX –son las un tanto forzadas siglas de Worldwide Interoperability for Microwave ACCess, o Interoperabilidad Mundial de Acceso por Microondas: Esto es, es una tecnología para transmitir información inalámbrica a través de grandes distancias.

WiMAX, que es promovida principalmente por Intel, ha sido la gran promesa incumplida durante varios años. Todo el mundo la quiere, pero nadie se anima a instalarla.

Los motivos son varios. El primero es que, tanto en Estados Unidos como en México, ha enfrentado el obstáculo de toda tecnología: La barrera inicial de no tener usuarios (también conocido como el problema del huevo y la gallina).

Hoy en día, casi cualquier laptop tiene WiFi… pero ninguna tiene WiMAX. Y por hoy, es imposible comprar un equipo con WiMAX. Sencillamente, nadie los está vendiendo.

Por otra parte, ante la ausencia total de usuarios con equipos que se conecten a WiMAX, los prestadores de servicio han dudado antes de invertir los millones necesarios para instalar la infraestructura necesaria para ofrecer el servicio.

Otro factor que ha retrasado la entrada de WiMAX en los mercados está en el espectro de transmisión. Al igual que con las estaciones de radio, las frecuencias disponibles para la comunicación inalámbrica son limitadas, y si no se distribuyen bien pueden interferir entre sí.

“Para nosotros, las frecuencias son como el cable coaxial y el cobre para los cableros”, expresó Roberto Martínez Ruvalcaba, director de Planeación de Tecnología de Axtel. Sin una frecuencia asignada, simplemente no pueden trabajar. Y con frecuencias limitadas, asignar algunas de ellas a WiMAX implica no ofrecerlas para servicios de telefonía.

Share