Por el shutdown,  Trump pidió comida rápida para una cena oficial

Por el shutdown, Trump pidió comida rápida para una cena oficial

Comida

Hace 24 días que comenzó el shutdown en Washington porque el presidente de Estados Unidos,Donald Trump, no consigue acordar con los demócratas su presupuesto para construir el muro en la frontera. Desde entonces, por este cierre parcial del gobierno, hay varios sectores, incluso en la Casa Blanca, que no funcionan y otros que sí lo hacen aunque sin cobrar por ello.
En medio de esta tensión, el republicano no tuvo mejor idea que recibir al equipo de fútbol americano Tigers de Clemson, último campeón del título nacional universitario, para agasajarlos. El problema es que no tenía con qué, debido a que el personal de cocina de la residencial oficial no está trabajando por el shutdown.
Pero eso no lo detuvo. Trump aprovechó la ocasión para darse un gusto y pidió su comida favorita para todos: hamburguesas con papas fritas. También pizzas y unas cuantas ensaladas.
“Pedí unas mil hamburguesas para ustedes. Todo de empresas estadounidenses: Burger King, Wendy’s y McDonald’s. (…) Todo lo que a mí y a ustedes les gusta”, dijo el mandatario en la recepción oficial.
Sin embargo el presidente no ignoró el problema del shutdown e incluso quiso hacerse el chistoso y aseguró: “Tenía que elegir: o no les dábamos comida porque estamos de cierre de administración o les ofrecíamos unas pequeñas ensaladas que hubieran preparado la primera dama ( Melania Trump) y la segunda dama (Karen Pence). (…) Pedí unas mil hamburguesas”.
De acuerdo con lo publicado por el diario El Mundo, en un comunicado oficial la oficina de Trump informó que el republicano “quería organizar un evento divertido para celebrar” el título de los Tigers, por lo que decidió “pagar personalmente” la comida rápida. Sí, el gasto salió del bolsillo del exmagnate.
Mientras sigue la batalla política por conseguir los millones que necesita para levantar el muro en la frontera con México y terminar así, según Trump, con la inmigración ilegal y el ingreso de delincuentes al país, los efectos del shutdown se empiezan a notar claramente y no solo por la comida. El viernes los 800.000 funcionarios federales afectados por el cierre de la administración más largo de la historia no cobraron su salario por primera vez.
Trump reconoció este domingo los costos del cierre del gobierno. “El daño hecho a nuestro país por una frontera gravemente debilitada -drogas, crimen y tantas cosas malas- es mucho mayor que un shutdown, que los demócratas pueden arreglar tan pronto como vuelvan a Washington”, declaró.

Share