Si pidió la ciudadanía y quiere votar en noviembre, todo dependerá de dónde vive

Si pidió la ciudadanía y quiere votar en noviembre, todo dependerá de dónde vive

quiere

La participación del votante latino sigue creciendo en Estados Unidos. Si bien el interés se mantiene bajo (menos del 50% de los electores aptos para sufragar), las organizaciones confían en los nuevos ciudadanos. Pero no todos los que quieren naturalizarse recibirán la autorización a tiempo para participar en noviembre.
Datos recientes publicados por el American Community Survey (ACS), con base en datos de la Oficina del Censo, muestran que hay seis estados con más de 1 millón de votantes hispanos cada uno: Arizona, California, Florida, Illinois, Nueva York y Texas. Y en ellos, tal como ocurrió en las elecciones de mitad de periodo en 2018, se llevarán a cabo las contiendas más cerradas que además decidirán el balance de poder en la Cámara de Representantes, el Senado y la presidencia de Estados Unidos.
Según datos del Pew Center, en 2018 los estados con mayor número de votantes hispanos fueron California (7,6 millones), Texas (5,4 millones), Florida (2,9 millones), Nueva York (2 millones) y Arizona (1,1 millones).
Y los estados que tienen un mayor porcentaje de votantes hispanos en proporción con el total de la población votante son Nuevo México (42%), California (30%) y Texas (29%).
En abril, un análisis del voto hispano en las elecciones de mitad de periodo del 2018, presentado por Univision, mostró que los latinos salieron en números históricos a hacerse escuchar. Y reveló que los hispanos pueden ser uno de los factores más importantes en el destino de EEUU si salen a votar en 2020 con la fuerza que ya demostraron en las últimas elecciones de medio término, donde se eligió un nuevo Congreso.

Factor clave

Según el estudio, hubo “enormes aumentos en el registro de votantes hispanos en 2018 especialmente entre los votantes más jóvenes”. Y la participación de hispanos fue un factor clave, especialmente en los estados de California, Texas, Florida, Illinois, Nevada, Nueva York y Nueva Jersey.
Tres de ellos están en la lista de los estados con mayor participación de votantes hispanos.
Con estos datos, surgen un par de preguntas: ¿se repetirá la tendencia en las elecciones del 2020? ¿Podrán votar todos aquellos residentes legales permanentes que iniciaron el trámite para convertirse en ciudadanos, o pretenden enviar el Formulario N-400 (con el que se pide la ciudadanía) los primeros días de enero?
La respuesta se encuentra en la herramienta de ‘tiempo de procesamiento’ de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS). Ahí se detalla, oficina por oficina, cuánto tiempo demora un trámite y si habrá buenas noticias antes de los comicios, previstos para el martes 3 de noviembre de 2020.

Quiénes llegan en California

Para los californianos cuyo proceso es atendido por la oficina de UASCIS ubicada en Fresno, hay grandes probabilidades que se conviertan en ciudadanos antes de los comicios. La herramienta detalla que el proceso del Formulario N-400 demora entre 5 y 8 meses.
Pero para quienes el trámite está siendo procesado (o será gestionado) en las otras 11 oficinas de USCIS en ese estado, las probabilidades disminuyen. O simplemente no será posible porque la gestión tarda más tiempo, como el caso de Los Ángeles (entre 11.5 y 15,5 meses), el Valle de San Fernando (entre 13,5 y 16 meses) o San Francisco (entre 12.5 y 16.5 meses).
Los trámites que están siendo gestionados en las oficinas de San Diego, San José y San Bernardino hay buenas posibilidades de que concluyan a tiempo, pero todo dependerá de la cantidad de solicitudes que reciba la agencia y el personal asignado a procesar las solicitudes.

Texas con menos trabas

A diferencia de California, donde solo una oficina garantiza que el trámite de la ciudadanía será resuelto antes de la elección de noviembre, en el estado de Texas tres de las cinco oficinas de USCIS en ese estado estarían respondiendo a tiempo.
Los trámites gestionados por las oficinas en El Paso (entre 4,5 y 8 meses), Harlingen (entre 4 y 6 meses) y San Antonio (entre 7 y 10 meses), tienen más chances que las demoras en Dallas (entre 10 y 15.5 meses) y Houston (10 y 17 meses).
Y en general, el estado sureño tiene mayores probabilidades que California en responder a las peticiones de ciudadanía hechas por medio del Formulario N.400.

Cuánto demora el trámite
de la ciudadanía en Texas
Miami no alcanza

En el estado de Florida, los trámites de ciudadanía que están siendo procesados en Miami no alcanzarán a estar listos para antes de la elección. La herramienta de USCIS que mide los tiempos de procesamiento indica que la gestión tarda entre 12 y 23 meses.
Pero en otras oficinas, como el caso de Hialeah (ciudad con alta presencia de migrantes de origen cubano), el tiempo de procesamiento varía entre 4.5 y los 9 meses, mientras que en la oficina de Kendall (suroeste) tarda entre 4.5 y 11 meses.

No se rinden

A pesar de las demoras señaladas por la herramienta de la USCIS, activistas y las organizaciones que promueven la participación del voto hispano no se rinden.
“Tenemos que seguir haciéndonos ciudadanos, no importa cuánto se tarde”, dice Ben Monterroso, asesor principal de LATINEX, un grupo que promueve el voto latino a nivel nacional.
“Tenemos que asegurarnos que nuestros hijos ciudadanos estadounidenses, nuestros familiares y nuestros vecinos estadounidenses estén registrados para votar, y que voten en noviembre. De eso dependerá el éxito en los siguientes comicios”, agregó.
Monterroso dijo además que, de los aproximadamente 32 millones de latinos aptos para votar, en la última elección participaron poco más de 12 millones, “y es difícil estimar cuántos lo harán en el 2020, pero confiamos en que lo harán más de 15 millones”.
Dijo además que “estimamos que entre 5 y 6 millones de residentes legales permanentes reúnen los requisitos para convertirse en ciudadanos, y de ellos 2 millones residen en California”.
“Tenemos mucho trabajo por delante y muchas esperanzas de que, esta vez, inclinaremos la balanza”, apuntó.

Share