<!--:es-->Son Pumas Campeones del Clausura
. . . Juan Francisco Palencia y Javier Cortés hicieron los tantos de los felinos, mientras Jaime Lozano descontó para los purépechas<!--:-->

Son Pumas Campeones del Clausura . . . Juan Francisco Palencia y Javier Cortés hicieron los tantos de los felinos, mientras Jaime Lozano descontó para los purépechas

Javier Cortés hizo estallar CU al hacer una jugada de crack al minuto 77 para darle a Pumas su séptima estrella.

El cuadro de la UNAM derrotó 2-1 al Morelia (3-2 global), en la gran Final del Torneo del Clausura 2011, en un partido cargado de emociones y lágrimas, ya que esta tarde el corazón del Club Universidad vibró, porque desde 2004 no levantaban la Copa en casa.

Primero vino Juan Francisco Palencia desde los 11 pasos, para poner adelante a los Pumas, al minuto 15.

En una polémica jugada donde Federico Vilar cometió falta sobre Dante López, y después la gente de Morelia pedía fuera de lugar, el silbante Marco Antonio Rodríguez no titubeó para marcar la pena máxima, apoyado en la excelente observación de su auxiliar Alberto Morín Méndez.

Sin embargo, los universitarios no hicieron lo suficiente para acabar con los dirigidos por Tomás Boy y al 19′ comenzó la embestida de los visitantes con Miguel Sabah tratando de desequilibrar al conjunto auriazul.

Fue tal el agobio de Sabah, que el paraguayo Darío Verón lo derribó en el área, sin embargo «Chiquimarco» no decretó penal y amonestó al atacante.

Sabah siguió insistiendo y recibió otra falta de Alejandro Palacios para que el central pitara una pena máxima.

Un minuto después, Jaime Lozano, ex universitario distinguido y bicampeón con Pumas, puso el 1-1 en una jugada cargada de frialdad, ya que venció al «Pikolín» con un tiro muy suave y colocado.

Tras la igualada, Pumas cayó en el juego impreciso buscando trazos largos, pero que no le redituaron profundidad y agresividad al ataque.
Para el complemento, Martín Bravo dejó la cancha, debido a que en esta ocasión su aporte fue nulo a la ofensiva.

Su lugar fue tomado por Carlos Orrantia, quien le dio un nuevo rostro al ataque del cuadro de la UNAM.

En Morelia de poco sirvió el ingreso de Luis Miguel Noriega, ya que no pudo convertirse en el hombre desequilibrante que requerían los visitantes.

La zaga comandada por Joel Huiqui, mostró una gran personalidad al no ceder espacios y comenzar a desesperar a los locales.

Pumas mandó toda la carne al asador sobre la recta final, cuando ya faltaban 15 minutos para que terminara el cotejo, puesto que con la incorporación de Leandro Augusto encontraron más tranquilidad en el medio campo.

Y cuando ya estaban encima de Monarcas, llegó la genialidad de Cortés con un golazo, con el sello de la casa, aprovechando un excelente servicio de Orrantia.

El canterano recibió por sector derecho el esférico, se quitó la marca de tres hombres con túneles incluidos y fusiló ante la salida de Vilar, quien no tuvo nada que hacer en el disparo.

Esta vez no fueron los hombres de experiencia ni los extranjeros los que sacaron la casta por este conjunto, sino los hombres de cantera, esos a los que el técnico Guillermo Vázquez les dio la confianza para que fueran los armadores de este título.

Anímicamente Morelia se resquebrajó y ya sólo esperó el silbatazo final de Marco Rodríguez para caer desplomado en el Olímpico Universitario, mientras los Pumas se levantaban victoriosos en medio de una estruendosa Goya.

Los Pumas sumaron su séptima estrella en el balompié nacional: 1976-77, 1980-81, 1990-91, Clausura 2004, Apertura 2004, Clausura 2009 y este domingo, el Clausura 2011.

Share