<!--:es-->Texas Obtuvo Un Puntaje De Nueve De Un Total De 10 Indicadores Claves Por Estar Preparados Para Una Emergencia De Salud<!--:-->

Texas Obtuvo Un Puntaje De Nueve De Un Total De 10 Indicadores Claves Por Estar Preparados Para Una Emergencia De Salud

Nuevo Reporte Encuentra que la Gripe H1N1 Revela - Discrepancias en la Preparación para una Emergencia de Salud

WASHINGTON, DC – El séptimo reporte anual Ready or Not? Protecting the Public’s Health from Diseases, Disasters and Bioterrorism publicado hoy por Trust for America’s Health (TFAH) y la Fundación Robert Wood Johnson (RWJF), encontró que la pandemia de la gripe H1N1 ha demostrado serias brechas en la habilidad de la nación en poder responder a un estado de emergencia de salud y que la crisis económica está sometiendo a un frágil sistema de salud pública en demasiada presión.

Texas logro un puntaje de nueve de un total de 10 indicadores claves de la preparacion para una emergencia de salud. Por general, el reporte reveló que 20 estados obtuvieron un puntaje de seis o menos de un total de 10 indicadores claves sobre la preparación para una emergencia de salud. Aproximadamente dos tercios de los estados obtuvieron un puntaje de siete o menos. Ocho estados empataron con el puntaje más alto de nueve de un total de 10: Arkansas, Delaware, New York, North Carolina, North Dakota, Oklahoma, Texas y Vermont. Montana obtuvo el puntaje más bajo, tres de un total de 10. Los indicadores de preparación fueron desarrollados en consulta con expertos destacados en la salud pública, basados en los datos disponibles públicamente o información brindada por funcionarios públicos.

“El brote de la gripe H1N1 ha revelado vívidamente las brechas en la preparación a una emergencia de salud”, indicó Richard Hamburg, sub-director de TFAH. “El reporte, Ready or Not?, demuestra que la manera en que invertimos en el sistema de salud pública es inadecuada. Mientras la segunda oleada de la gripe H1N1 comienza a disiparse, no significa que tenemos que bajar nuestras defensas. Al contrario, es tiempo de aumentarlas y proveer un compromiso sostenible a la infraestructura, de esta manera estaremos preparados para futuras emergencias”.

En general, el reporte encontró que las inversiones efectuadas en la preparación de atención médica y pandemia hace unos años, dramáticamente mejoró la preparación en los Estados Unidos para el brote de la gripe H1N1. Al mismo tiempo, también encontró que décadas de insuficiente dotación, muchos sistemas centrales no estaban listos. Algunas de las preocupaciones mayores sobre la infraestructura fueron la falta de tiempo de coordinación en la vigilancia de enfermedades, pruebas de laboratorio, capacidad y producción de vacunas, capacidad limitada de cirugías en hospitales y poco esfuerzo laboral en la salud pública. Además, el reporte reveló que más de la mitad de los estados experimentaron recortes en los fondos para la salud pública y los fondos federales fueron recortados un 27 por ciento en el año fiscal en el 2005. Estos recortes ponen en riesgo las mejorías que se han realizaron desde la tragedia de septiembre 11 de 2001.

“A los estados y departamentos locales de salud alrededor del país se les está solicitando hacer más con menos durante el brote de la gripe H1N1 mientras se confrontan tiempos difíciles con presupuestos”, dijo Michelle Larkin, J.D., director del grupo de salud pública y funcionario principal de programas de la Fundación Robert Wood Johnson. “La salud pública provee prevención esencial y servicios de preparación que nos ayudan a tener una vida saludable. Sin fondos sostenibles y estables, los estadounidenses continuarán enfrentando riesgos innecesarios para la próxima amenaza de salud pública”.

El reporte también ofrece una serie de recomendaciones para mejorar en la preparación, la cual incluye:

Establecer y Asegurar Suficientes Fondos. El 27 por ciento de los recortes federales para el apoyo y la preparación de la salud pública desde el año fiscal 2005 debe ser restaurado, los fondos deben ser estabilizados a los niveles suficientes para apoyar las actividades centrales y los planes de emergencia. Incrementar los fondos debe proveer y modernizar la producción de las vacunas contra la gripe, mejorar las investigaciones de desarrollo de vacunas y antivirales; y apoyar totalmente el programa de preparación de hospitales.

Conducir un Reporte de Acción de la Gripe H1N1 y Actualizar los Planes de Preparación en Base a las Lecciones Aprendidas. Las fortalezas y debilidades de la reacción a la gripe H1N1 deben ser evaluadas y usadas para revisar y reforzar los planes de preparación al nivel federal, estatal y local, incluyendo evaluar que fuentes adicionales se necesitan para estar suficientemente preparados. Se tiene que dirigir atención a las discrepancias en los sistemas centrales, incluyendo comunicación, vigilancia y laboratorios. Además, solucionar las cuestiones relacionadas con el influjo de capacidad de aumento, incluyendo establecer estándares de cuidado durante una crisis.

Incrementar la Responsabilidad y Transparencia. Departamentos de salud federales y estatales, regularmente deberían reportar el progreso contra los puntos de referencia y las expectativas del Decreto de Preparación de las Pandemias y Peligros que están disponibles para el público, ya que de esta manera pueden ver como sus impuestos han sido usados y como sus comunidades están protegidas con tratamientos de salud.

Mejorar la Preparación en la Comunidad. El gobierno tiene que tomar ciertos pasos para proteger la gente de más riesgo. Esto incluye el desarrollo de comunicaciones culturalmente competentes sobre la efectividad y seguridad de todas las vacunas, incluyendo vacunas para la gripe temporal y la gripe H1N1.

Resumen del puntaje:

Una lista completa y un reporte del puntaje de los indicadores de TFAH se encuentran disponibles en el sitio Web www.healthyamericans.org y RWJF sitio Web www.rwjf.org.

Para el puntaje de cada estado, cada estado recibió un punto al alcanzaron un indicador o cero si no alcanzaron el indicador. Cero es la posibilidad menor y 10 es el puntaje mayor. Los datos de los indicadores son de fuentes públicas disponibles y oficiales públicos.

9 – 10: Arkansas, Delaware, New York, North Carolina, North Dakota, Oklahoma, Texas, Vermont

8 – 10: Alabama, California, Colorado, District of Columbia, Kentucky, Michigan, Mississippi, Ohio, Oregon, Pennsylvania, South Carolina, Wisconsin

7 – 10: Hawaii, Indiana, Iowa, Maryland, Massachusetts, Minnesota, Missouri, New Hampshire, South Dakota, Tennessee, Virginia

6 – 10: Connecticut, Georgia, Illinois, Kansas, Louisiana, Nebraska, Nevada, New Jersey, New Mexico, Rhode Island, Utah, West Virginia, Wyoming

5 – 10: Alaska, Arizona, Florida, Idaho, Maine, Washington

3 – 10: Montana

Trust for America’s Health es una organización sin fines de lucro independiente, dedicada a salvar vidas protegiendo la salud de las comunidades y trabajando para hacer prevención de enfermedad una prioridad nacional.www.healthyamericans.org

La Fundación Robert Wood Johnson se enfoca en los apremiantes problemas de salud y asistencia sanitaria que enfrenta el país. Como la filantropía más grande del país dedicada exclusivamente a mejorar la salud y la asistencia sanitaria, la fundación trabaja con un grupo diverso de organizaciones e individuos para identificar soluciones y lograr cambios integrales, significativos y oportunos. Durante más de 35 años, la fundación ha traído experiencia, compromiso y un enfoque riguroso y equilibrado a los problemas que afectan la salud y la asistencia sanitaria de aquellos a los que sirve. Cuando se trata de ayudar a que los norteamericanos lleven una vida más sana y reciban el cuidado que necesitan, la fundación espera marcar una diferencia en su vida. Para más información, visite www.rwjf.org.

Share