<!--:es-->Tiger ya entrenó en Augusta
«Espero ser un mejor hombre que antes»<!--:-->

Tiger ya entrenó en Augusta «Espero ser un mejor hombre que antes»

AUGUSTA, Georgia – El golfista Tiger Woods hizo su presentación oficial en el Masters de Augusta con la primera práctica en público y una rueda de prensa ante los periodistas para asegurar que esperaba ser «un mejor hombre que antes» y conseguir la victoria en la competición.
Pidió disculpas a sus compañeros
Sin responder a ninguna de las interrogantes que existen sobre el accidente de tráfico del año pasado y sus posteriores problemas extra maritales, Woods se limitó a decir que llegaba en buenas condiciones físicas y dispuesto a conseguir el triunfo en el campo del Augusta National, su primer torneo en más de cinco meses.

«Quiero ser un mejor hombre que antes y también padre de familia», declaró Woods cuando se le preguntó sobre lo sucedido a nivel personal en los pasados meses.

Woods también admitió que se dio cuenta de todas las cosas negativas que estaba haciendo cuando comenzó un tratamiento especial, que va a seguir en el futuro.
El golfista considerado número uno del mundo también pidió perdón al resto de los jugadores por la gran cantidad de periodistas que habían llegado al torneo para ver su debut en la competición.

Woods negó que hubiese usado nunca la hormona de crecimiento humano para recuperarse de la operación de rodilla a la que se sometió, aunque reconoció que había sido tratado por el médico canadiense Anthony Galea, que se encuentra bajo investigación federal por un caso de substancias prohibidas.

Galea visitó a Woods en su domicilio para seguir la recuperación de la rodilla y recibió tratamiento especial para la mejor circulación de la sangre que se conoce como PRP (siglas en inglés), que consiste en el enriquecimiento del plasma sanguíneo para que las lesiones curen antes.

«Vino a mi casa, pero nunca me dio HGH», declaró Woods a los periodistas. «Fue tratado con el sistema de PRP».

Woods también reconoció que los agentes federales se habían puesto en contacto con su agente y estaban listos para colaborar totalmente con las autoridades.

«Hasta estos momentos no han establecido todavía una fecha concreta en la que puedan necesitarme», explicó Woods.

El golfista estadounidense, que comenzó a dar una imagen más humana de su figura, dijo que estaba comprometido y tenía la responsabilidad de controlar su lenguaje después de los buenos o malos golpes que pueda dar, porque debe ser modelo y ejemplo sobre el campo de juego.

«Han sucedido muchas cosas en mi vida durante los pasados cinco meses», admitió Woods después de haber jugado su primer ronda en público con su amigo y compañero Fred Couples. «Estoy en el Masters para jugar, competir y ver lo que realmente puedo hacer en el torneo».

Woods reiteró que había echado en falta la competición y el volver a estar entre todos los jugadores era algo que le había motivado enormemente.

«Volver a estar con jugadores como Jim (Furyk) y Freddy, dos de mis mejores amigos, ha sido algo increíble», destacó Woods, que mañana, martes, tiene previsto entrenarse con Steve Stricker y Mark O’Meara.

Sin embargo, Woods no respondió ninguna de las preguntas directas que se le hicieron sobre sus problemas personales y maritales y se limitó a decir que eran algo privado, dejando todo tipo de interrogantes sobre las mismas.

Especialmente el asunto sobre su programa especial de rehabilitación de 45 días del que no quiso especificar nada, aunque dio a entender que iba a seguir con el mismo.

«He hecho algunas increíbles malas decisiones, con las que he herido a muchas personas», admitió Woods, que de nuevo dijo que había sido el único culpable.

Sin embargo, varias versiones periodísticas apuntan a que varias de las relaciones que mantenía con distintas mujeres eran conocidas por las personas cercanas a su círculo de colaboradores.

En cuanto a si su esposa, la ex modelo sueca Elin, va a estar en Augusta durante el torneo del Masters, la respuesta fue un «no» rotundo, aunque esté convencido que puede conseguir la quinta chaqueta verde de campeón del prestigioso torneo.

Mientras tanto el público presente en Augusta para el entrenamiento recibieron a Woods con apoyo y entusiasmo por volverlo a ver en un campo de golf.

Share