Tinga de Pollo:  Receta Mexicana Rápida!

Tinga de Pollo: Receta Mexicana Rápida!

Tinga

Dentro de la comida mexicana, la tinga de pollo es una de las recetas más populares y fáciles de hacer. Consiste en guisar pollo deshebrado con jitomates, chiles y hierbas aromáticas. Es perfecta para comer en cualquier momento del día, incluso servir durante una fiesta o reunión con tostadas, totopos, tacos, quesadillas, tortas… Es el relleno perfecto de los antojitos mexicanos.
En la cocina mexicana existen muchas recetas de pollo. ¡Todas son muy deliciosas! Otras de las recetas típica es el pollo en salsa verde.

Ingredientes para Tinga de pollo.
Receta mexicana rápida para 6 personas

Pollo – 1 kilo
Cebolla – 2 piezas
Chile chipotle adobado – 1 lata
Ajo – 2 dientes
Jitomate – 6 piezas
Aceite vegetal – 3 cucharadas
Laurel – 2 hojas secas
Sal – al gusto
PROCEDIMIENTO
Ponemos a cocer el pollo con agua, las hojas de laurel, medio diente de ajo y sal al gusto.
Mientras nuestro pollo se termina de cocinar, cortamos los jitomates en cuatro partes cada uno y añadimos a la licuadora con un poco de agua. y sal al gusto También agregamos el chile chipotle y los ajos. Licuamos todo hasta que tengamos una mezcla homogénea.
A nuestras cebollas les hacemos corte en plumas, en un sartén calentamos el aceite y sofreímos la cebolla a fuego lento.
Cuando la cebolla tenga un color transparente, añadimos la salsa que licuamos. Mezclamos todo y dejamos cociendo la salsa durante 10 minutos.
Mientras la salsa se cuece, desmenuzamos el pollo y después lo añadimos a la salsa. Mezclamos todo de tal manera que el pollo quede completamente bañado en la salsa.
Dejamos todo cociendo durante 10 minutos más y servimos en tostadas
Notas y Consejos
Para que la carne nos rinda bien, debemos asegurarnos que el kilo de pollo sea de piezas con mucha carne como las pechugas, muslos o piernas.
Para hacer el corte en plumas de la cebolla, primero debemos cortarla en cuatro partes y cortar cada parte en rodajas.

La tinga de pollo la podemos servir en tostadas, tacos, quesadillas, tortas o acompañada con otras guarniciones como frijoles, ensalada o arroz.

Si nos quedó un poco de nuestra preparación, podemos guardarla en el refrigerador y servir en tacos de lechuga, es decir, sustituyendo la tortilla de maíz por hojas de lechuga.

Share