<!--:es-->Tras los fieles de la Santa Muerte más allá de Texas<!--:-->

Tras los fieles de la Santa Muerte más allá de Texas

Autoridades policiales como el Alguacil, Alberto Almonte entrenan por todo Estados Unidos a oficiales de la policía frente a los íconos que veneran en México… Es que, curiosamente, ganaron terreno más allá del Sur de Texas.
Se trata de la Santa Muerte, un esqueleto con una capa negra que está asociada con la guerra de las drogas.
Almonte habló de «advertencias de que si se encuentran con alguno de estos, sean más precavidos», señaló al dirigirse a sus homólogos y representantes de los cuerpos policiales
«Este no es sólo un fenómeno del sur de Texas o de la frontera suroeste», dijo Almonte, quien mencionó casos recientes en Nueva Hampshire. «Los traficantes de drogas mexicanos no hacen tratos únicamente con otros hispanos. Así que estamos viendo casos donde traficantes anglosajones y negros también están usando esto como protección»
Muchos traficantes también le rezan a santos legítimos de la Iglesia católica, y no es inusual encontrar sus casas ornamentadas con imágenes de la Virgen María y de la Santa Muerte, una figura femenina que sostiene una guadaña en su huesuda mano.
Otras imágenes comunes relacionadas con los traficantes son las de Jesús Malverde, el santo patrón de los traficantes de drogas(una especie de Robin Hood ejecutado por las autoridades mexicanas en 1909), y Juan Soldado, el patrono de los migrantes ilegales.
El Alguacil en conferencia de prensa presentó una muestra de parafernalia de los santos del bajo mundo, incluyendo una capilla de la Santa Muerte, cuya imagen es la que suele verse con mayor frecuencia, así como tarjetas de oración y velas en su honor.
Los traficantes de drogas y hasta los residentes de barrios golpeados por la violencia imploran a la Santa Muerte para que los proteja, algunas veces erigiendo capillas con su imagen en la que dejan limosnas, tequila, cigarros y dulces.
No todos los creyentes de la Santa Muerte son criminales, pero con frecuencia los que están en líos con la ley son sus seguidores más devotos, dijo Almonte.
«Piden protección y esta fe está incrustada en sus corazones, sus almas y sus mentes…
Aún si los arrestas y ellos han estado rezando, no piensan: no funcionó, ya no voy a rezarle (a estos santos)…
Las velas son parte muy importante de los altares que se levantan ahora también al norte de Texas, donde se extienden los tentáculos del narcotráfico
Un sinnúmero de ellas iluminan la fe de cara a la estatuilla…
Un rostro que siembra terror para algunos y adoración para otros.
Existe una especie de «Biblia» de la Santa Muerte.
Se usan textos previamente aprendidos por sus fieles seguidores.
Es toda una tradición, que al igual que en otros cultos, cautivan a cada vez más personas.
Seguidores que -por lo general- se involucran con las redes del narcotráfico y del contrabando, delitos sumamente rentables y no tienen límite geográfico.

Share