<!--:es-->TRI Sub 17 alcanza hazaña perfecta.  Logra 2do Campeonato!<!--:-->

TRI Sub 17 alcanza hazaña perfecta. Logra 2do Campeonato!

Los jóvenes que construyeron un torneo como de guión cinematográfico concretaron el final feliz al derrotar esta noche por 2-0 a Uruguay en la Final del Mundial Sub 17 en un Estadio Azteca pletórico, con 104 mil aficionados apoyando al Tri.

Por segunda ocasión en su historia, el cuadro azteca consiguió el campeonato de esta categoría, apenas 6 años después del obtenido en Perú 2005, aunque esta vez con mucho mayor emotividad.

La pasión que desbordaron los aficionados locales hacia una nueva generación plena de futuro creó el entorno soñado. Así, México recibió por primera vez en su historia un trofeo mundialista como local, además de que se convirtió en el primer equipo Sub 17 en ser campeón como anfitrión.

Lleno de ejemplos orgullosos estuvo marcado el camino del Tri de Raúl Gutiérrez, cuyos jugadores propusieron el partido pero también padecieron los latigazos de un cuadro charrúa que tuvo más ocasiones claras, sobre todo por el par de remates al poste que estrellaron al 34′ y 61′ mediante Elbio Álvarez, quien ya había desperdiciado una llegada frente al portero mexicano, y Juan San Martín.

En esos momentos, los charrúas ya veían debilitado su ofensiva por la salida de su referente en el ataque, Rodrigo Aguirre, quien fue llevado directamente al hospital tras un choque de cabezas con el arquero Richard Sánchez. Minutos más tarde, se informó que el jugador estaba consciente pero en camino a que le realizaran estudios.

Después de que el Tri sintiera escalofríos con el primero de los postes uruguayos, el capitán Antonio Briseño apareció en el área sudamericana para rematar un pase que Carlos Fierro le había dejado con la cabeza en el área y marcar así el 1-0 al 31′.
Extasiado, el Azteca se quedó sin palabras, pues todo fue gritos, brincos y vasos de cerveza voladores.

Ya en el complemento, el público enloqueció con el ingreso de Julio Gómez y se acompasó al entonar el Cielito Lindo, mientras veían a un cuadro mexicano que incluso tuvo el empaque para terminar el partido generando peligro, cuando era Uruguay el obligado a remar al frente.

Todavía en los minutos finales, Briseño, Marcelo Gracia y Arturo González estuvieron a punto de marcar tras una serie de rebotes. Sin embargo, el segundo llegó de cualquier manera, ya en tiempo de compensación, cuando Giovani Casillas llegó solo frente al arquero y cruzó su disparo.

Ese gol provocó la emoción nunca vista en este inmueble, la seguridad de que el sueño inalcanzable se había cumplido, porque celebrar un título mundial en casa, ante 104 mil aficionados, no es cosa de todos los días.

Los muchachos comandados por Raúl Gutiérrez superaron la hazaña del equipo Campeón de Perú 2005, pues estos ‘chamacos’ levantaron el título con marcha perfecta de siete victorias en igual número de partidos.

México también hizo historia, al convertirse en el primer anfitrión en coronarse en el Mundial Sub 17. En 1989, Escocia cayó en penales 5-4 (2-2 en tiempo regular) ante Arabia Saudita.

Para el 2009, Nigeria albergó la justa pero perdió en la Final 1-0 ante Suiza para la decepción de los africanos.

ARRASAN CON TODO

No conformes con haber barrido a Uruguay en la Final del Mundial Sub 17, la Selección Mexicana se cargó de metal tras ganar tres premios para los jugadores más destacados de la justa.

Julio Gómez, el volante de Pachuca que se convirtió en un ícono del Tri después de su actuación en Torreón, se llevó el Balón de Oro que lo acredita como el Jugador Más Valioso de la Copa del Mundo.

El otro héroe de la Semifinal ante Alemania con su gol olímpico, Jorge Espericueta, se agenció el Balón de Plata para establecerse como el segundo futbolista más destacado del campeonato.

En tanto, Carlos Fierro completó el trío al levantar el Balón de Bronce, además, el delantero fue el hombre gol del Tricolor al marcar cuatro anotaciones en el torneo.

Share