Trump culpa de la existencia de la investigación  del Rusiagate a su secretario de Justicia

Trump culpa de la existencia de la investigación del Rusiagate a su secretario de Justicia

Trump culpa del Rusiagate

El presidente publicó un nuevo ataque contra Jeff Sessions desde su cuenta de Twitter afirmando que él “sabía mejor que muchos que no había colusión” entre Moscú y la campaña del presidente y por eso no debía haberse recusado de la pesquisa.
Donald Trump ha vuelto a arremeter contra su propio secretario de Justicia, Jeff Sessions. El motivo, como en otras ocasiones, no es otro que el ‘ Rusiagate’, la investigación que debe determinar si hubo algún tipo de coordinación entre la campaña del presidente y Moscú.
“La farsa de la cacería de brujas por Rusia sigue y todo porque Jeff Sessions no me dijo que iba a recusarse… Habría elegido a otro (para su puesto) rápidamente. Tanto tiempo y dinero desperdiciado y tantas vidas arruinadas… Y Sessions sabía mejor que muchos que no había colusión”, se quejó el mandatario en su cuenta de Twitter este martes.
Sessions decidió retirarse de la investigación en marzo del pasado año tras el escándalo que se generó luego de que se conocieran dos conversaciones privadas que mantuvo con el embajador ruso en Washington durante la campaña presidencial. Poco después, se nombró a Mueller como fiscal especial para la investigación, un hecho que enfureció al presidente y lo calificó como “la mayor cacería de brujas” de la historia de Estados Unidos.
Durante meses el presidente a señalado directamente a Sessións hasta tal punto que se ha hablado incluso de que Trump podría destituirlo. En una entrevista con el diario The New York Times reconoció que estaba “decepcionado” con él.
“Si él iba a recusarse, debió habérmelo dicho antes de asumir el cargo y yo simplemente habría escogido a otra persona. Creo que es una mala cosa, no para el presidente, sino para la Presidencia. Pienso que es injusto con la Presidencia. Esa es la manera como lo siento”, dijo Trump el año pasado.
Este nuevo ataque es la última diatriba del presidente Trump para desacreditar la investigación del fiscal especial Robert Mueller, quien dirige un equipo para descubrir hasta dónde llegaron los intentos de Rusia por influenciar en las elecciones presidenciales de 2016 que llevaron a Trump al Despacho Oval. Mueller también debe determinar si el presidente obstruyó la acción de la justicia al intentar cerrar la investigación.
Desde que se convirtió en presidente, Trump ha negado que hubiera ningún tipo de nexo entre su entorno y el Kremlin. Sin embargo, pocos meses después de llegar a la Casa Blanca, Trump decidió despedir al director del FBI, James Comey, quien estaba al frente de la pesquisa que realizaba la agencia.

Estos son los 8 nombres claves en la investigación sobre el Rusiagate

George Papadopoulos. Fue asesor de política exterior de la campaña de Donald Trump. El pasado 5 de octubre se declaró culpable de hacer declaraciones falsas a los investigadores del FBI sobre sus contactos con un profesor extranjero que afirmaba tener conexiones con altos funcionarios rusos. Si bien era un asesor de segunda línea, este alegato es, hasta el momento, la relación más directa entre la campaña de Trump y la intromisión del gobierno ruso en las elecciones del año pasado.
Paul Manafort. Fue el jefe de campaña de Trump durante algunos meses hasta su renuncia el 19 de agosto de 2016. Es un consultor político y cabildero que trabajó para el polémico exlíder de Ucrania prorruso, Viktor Yanukovich.
Rick Gates. Es socio de negocios de Manafort de desde 2006, fue asesor de un partido político prorruso de Ucrania y ha liderado la ONG America First Policies que apoya la agenda de Trump.
Donald Trump. El presidente está bajo escrutinio de los investigadores por sus conversaciones con el jefe del FBI James Comey, por las reuniones de su círculo cercano de la campaña con funcionarios rusos. Además, las pesquisas buscan determinar si al despedir a James Comey intentó obstruir a la justicia.
Donald Trump Jr. El hijo del presidente está bajo investigación por su rol en la organización de una reunión en junio de 2016 con una abogada rusa y otros concurrentes en la Torre Trump de Nueva York. Esa reunión fue presuntamente pactada para obtener posible información perjudicial sobre la competidora demócrata Hillary Clinton.
Jared Kushner. El esposo de Ivanka Trump, la hija del presidente, también asistió a la reunión de de junio de 2016 en la Torre Trump, pero además estuvo en una reunión en diciembre en la misma oficina con el exconsejero de Seguridad Nacional Michael Flynn elegido por Trump y el embajador ruso Sergey Kislyak.
Carter Page. Fue nombrado asesor de la campaña de Trump en marzo de 2016 y trabajó en ella hasta su renuncia en septiembre. Está bajo investigación porque tiene profundos lazos con Rusia. Vivió al menos tres años en Moscú y fue el encargado de abrir la oficina de la compañía de inversiones Merrill Lynch en la capital rusa.
Michael Fynn. Fue consejero de Seguridad Nacional de Trump pero duró en su cargo poco menos de un mes porque se vio forzado a renunciar cuando se supo que en diciembre había estado con el embajador ruso Kislyak y que habían hablado sobre las sanciones que EEUU impuso a Rusia tras el conflicto en Ucrania. Esto viola la Ley Logan que prohíbe a particulares en EEUU hacer negociaciones diplomáticas. Además, le ocultó esto al vicepresidente Mike Pence.

Share