Trump, Moore, Franken, Weiner y otros nueve casos  de acoso sexual que sacudieron la política en EEUU

Trump, Moore, Franken, Weiner y otros nueve casos de acoso sexual que sacudieron la política en EEUU

Acoso

Las denuncias por acoso sexual a políticos estadounidenses no son nuevas. Los casos más recientes forman parte de la oleada que comenzó en 2017 con los señalamientos a poderosos de Hollywood como el productor Harvey Weinstein, y que se ha extendido a otros ámbitos como los medios de comunicación y la política.

Donald Trump. A medida que crece la avalancha de acusaciones de mujeres que dicen haber sido acosadas por hombres influyentes en diferentes ámbitos de trabajo (política, medios, entretenimiento) las miradas se centran en el más poderoso de todos, el presidente Donald Trump, contra quien surgieron 13 señalamientos durante la campaña electoral de 2016, sin que eso impidiera su llegada a la Casa Blanca.

Trent Franks. El representante republicano por Arizona es uno de los políticos más conservadores y esta ligado a las ideas del expresidente Reagan. Anunció que dejará su cargo el próximo mes de enero tras acusaciones de conducta inapropiada. Admitió que habló con dos mujeres a su cargo para que fueran madres sustitutas para él y su esposa, a quienes les ha sido difícil concebir. Es uno de los activistas antiaborto más destacados su partido.
Rubén Kihuen. El congresista demócrata de origen mexicano por el estado de Nevada fue acusado por una mujer de 25 años, quien trabajó como directora financiera de su campaña entre diciembre de 2015 y abril de 2016. La presunta víctima contó que el congresista le hizo repetidas invitaciones a salir con insinuaciones sexuales y la tocó en dos ocasiones sin su consentimiento por lo que decidió renunciar a su puesto tan sólo cinco meses después de haberse sumado al equipo de campaña. Líderes del partido demócrata solucionaron su renuncia.
Blake Farenthold. El congresista por Texas, de 56 años, resolvió una demanda por acoso sexual presentada por una exasistente con 84,000 dólares de aportes de un fondo especial del Congreso que es financiado con dinero de los contribuyentes. Anunció que no buscará la reelección el año que viene, aunque no dijo que renunciaría a su escaño.
Dan Johnson. El legislador republicano de Kentucky de 57 años de edad fue señalado de haber agredido sexualmente a una menor. El incidente habría ocurrido en 2013 y la víctima hizo la denuncia a la policía que entonces investigó, pero no presentó cargos. Johnson declaró a la prensa que las acusaciones eran “completamente falsas”. Al día siguiente, el 13 de diciembre de 2017, falleció en un aparente suicidio.
Al Franken. El senador demócrata fue uno de los primeros políticos importantes en recibir acusaciones por acoso sexual. Una periodista denunció que durante un viaje de trabajo en 2006 el político y humorista la tocó y besó inapropiadamente mientras dormía. Días después otra mujer denunció un caso similar. Anunció en el pleno del Senado en Washington DC que se retirará de su cargo en las próximas semanas, abrumado por una seguidilla de acusaciones de acoso sexual hechas en su contra. Había publicado una carta pidiendo perdón.
John Conyers. El veterano político de 88 años de edad ha enfrentado durante las últimas semanas múltiples acusaciones de acoso sexual de mujeres que trabajaron para él. Ha sido elegido congresista por el Partido Demócrata en Michigan 14 veces desde 1964. Anunció que se retira y que apoyará a su hijo John Conyers III, quien se lanzará para sucederlo en el cargo.
George W. H. Bush. El expresidente de 93 años ha sido acusado por siete mujeres que aseguran que fueron tocadas inapropiadamente por Bush. La denuncia más vieja es de 1992, cuando el republicano todavía estaba en la Casa Blanca y los otros incidentes habrían ocurrido entre 2004 y 2016. Un portavoz de Bush recordó que el exmandatario está desde hace cinco años en una silla de ruedas y alegó que “su brazo cae en la cintura de la gente con las que se toma fotos”.
Roy Moore. En plena campaña para lograr un escaño en el Senado por Alabama dos mujeres lo acusaron de agresión sexual cuando eran menores de edad. Otras mujeres lo acusaron de acoso y comportamientos inapropiados. Pese a que la cúpula del Partido Republicano le retiró el apoyo en la pugna electoral, el presidente llamó a votar por él.
Anthony Weiner. En 2011 el excongresista demócrata por Nueva York envió mensajes sexuales explícitos con fotos de él desnudo a una menor de 15 años. En principio, Weiner aseguró que su cuenta había sido hackeada, pero luego reconoció la autoría y dijo que había tenido ese tipo de intercambios con más mujeres. Finalmente renunció a su cargo. El caso terminó con el matrimonio de Weiner con Huma Abedin, mano derecha de la excandidata Hillary Clinton.
Bill Clinton. La ola de escándalos por acoso reavivaron los que en su momento se le hicieron al expresidente demócrata. La relación entre Clinton y la becaria Monica Lewinsky llevó al exmandatario a juicio político tras revelarse que mintió bajo juramento. Otras mujeres acusaron a Clinton de conductas sexuales agresivas, como Paula Jones, una exempleada de la gobernación de Arkansas y Juanita Broaddrick, una voluntaria de su campaña a gobernador por aquel estado.
Bob Packwood. En 1995 el entonces senador republicano por el estado de Oregon se vio forzado a renunciar a su escaño bajo la amenaza de expulsión a raíz de una serie de denuncias sobre conducta sexual inapropiada. Las acusaciones en su contra comenzaron en 1992, cuando una nota de The Washington Post detalló señalamientos de 10 mujeres, entre ellas exempleadas y cabilderas. En total, Packwood fue denunciado por 19 mujeres.
Herman Cain. Durante la campaña por la nominación presidencial republicana de 201 1 varias mujeres denunciaron al empresario por supuesto comportamiento sexual sugestivo cuando el aspirante a presidente era director de la Asociación Nacional de Restaurantes. Aunque el político negó las acusaciones, los señalamientos terminaron con su carrera por la presidencia luego de haber bajado fuertemente en las encuestas.
Clarence Thomas. El magistrado de la Corte Suprema fue acusado de conducta sexual inapropiada por Anita Hill, una exempleada de él cuando era supervisor del Departamento de Educación. Había cuatro mujeres testigos para apoyar la versión de Hill, pero nunca fueron llamadas por los senadores a declarar en las audiencias al final de las cuales Thomas fue confirmado para el cargo de magistrado del Supremo.
¿Qué opinan los jóvenes sobre el nuevo anuncio de que el gobierno de Trump pretende soportar su política migratoria? Este año los jóvenes están haciendo historia por la alta cantidad de participación en las votaciones. Vea el análisis de dos jóvenes, un republicano y una demócrata.

Share