<!--:es-->Un marcado Acento Ecologista invadió el Detroit Auto Show
. . . El contagio fue de Ferrari hasta Toyota<!--:-->

Un marcado Acento Ecologista invadió el Detroit Auto Show . . . El contagio fue de Ferrari hasta Toyota

DETROIT – El Autoshow Detroit 2008 mostró un marcado acento ecologista con un desfile de vehículos que consumen menos gasolina o ninguna, la nueva genera-ción de la tecnología híbrida y una interminable lista de combustibles alternativos que van desde la electricidad hasta el hidrógeno.

Segmento al alza

Prácticamente todos los fabricantes, desde Ferrari hasta Toyota y lógicamente General Motors, Ford y Chrysler, rivalizaron en propuestas innovadoras y prototipos para ilustrar su compromiso con automóviles más limpios, frente al alza del precio del petróleo que tanto preocupa a los consumidores estadounidenses.

GM presentó el prototipo Cadillac Provoq, una SUV impulsada por una pila a combustible, y anunció que lanzará en las próximas semanas en una flota experimental de 100 Chevrolet Equinox con esta tecnología.

La empresa que todavía es el primer fabricante de autos en el mundo seguido de cerca por Toyota, anunció también ocho modelos diferentes híbridos para el mercado de Estados Unidos de aquí a fines de 2008 y 16 autos nuevos híbridos en cuatro años, incluyendo algunos que se enchufen al toma corriente de la casa para recargar sus baterias para el 2010.

Esto coincidiría con el lanzamiento anticipado del auto electrónico de GM, el Chevy Volt y es parte de su mayor incursión en el mercado de los híbridos, actualmente dominado por Toyota.

El presidente de GM, Rick Wagoner, dio el tono de la moda verde al llamar a “desarrollar propulsiones alternativas” en toda la industria.

Pero Wagoner, los ahorros en un futuro inmediato deben pasar por la extensión de la difusión de los bio combustibles.

GM anunció que concluyó una asociación con la sociedad Coscate en el sector del etanol, y como prueba de su compromiso, develó un prototipo HUMMER, símbolo de los 4X4 de gran consumo, que funciona con E85.

“Es una necesidad para la industria y una obligación hacia la sociedad”, dijo Wagoner, recordando que el mundo consume actualmente mil barriles de petróleo por segundo.

Del lado de Ford, el presidente del grupo, Bill Ford, anunció “un compromiso mundial” para convertirse en “líder en durabilidad”.

Como los constructores europeos, Ford se dotó primero de una etiqueta ecológica, bautizada Ecoboost, que será usada en 2010 en las grandes camionetas pick-up de la serie F. Ford quiere vender 500 mil autos con esta marca en los próximos cinco años.

De hecho, el mercado automovilístico estadounidense debe enfrentar un doble desafío: la constante alza del precio de la gasolina y el endurecimiento de la reglamentación sobre el consumo de los vehículos, que debería reducirse de 20 a 40% en 2020 en relación a 1985.

“El tema avanza muy seriamente, cuando antes no existía”, destacó Herbert Kohler, vicepresidente de Mercedes-Benz a cargo del medio ambiente.

Chrysler también está presente en este sector al presentar prototipos a propulsión eléctrica, con pilas a combustible o híbridos.

Los constructores asiáticos, bien instalados en Estados Unidos con una porción de mercado de más de 40%, no se quedan atrás y Toyota recuerda que fue pionero en la moda híbrida.

La mejora del desempeño de los vehículos que todavía conforman el corazón del mercado, las SUVs y las pick ups, está a la orden del día.

Más cuando el diesel, que permite un menor consumo, está casi ausente de los automóviles estadounidenses, pese a que algunos analistas consideran su desarrollo ineluctable a mediano plazo.

En Mercedes-Benz, el lanzamiento de vehículos diesel en 2006 es juzgado satisfactorio y representa “una motivación para seguir adelante”, según Kohler.

Las costumbres cambian poco a poco en Estados Unidos y sobre todo en las ciudades, donde los autos más compactos comenzaron a hacerse un lugar.

Esta evolución reciente llevó al grupo alemán Daimler (Mercedes-Benz) a lanzar este año en Estados Unidos el microcompacto smart, destacando su bajo consumo en gasolina.

La moda de lo ecológico llegó hasta los construcores de lujo: Ferrari presentó por primera vez un F430 Spider que funciona con bio combustible. El modelo es por ahora un prototipo, pero “tenemos la tecnología y estamos listos” si la situación evoluciona, aseguró Adam Rowley, vicepresidente de Ferrari Norteamérica.

Y la Porsche, que no se tomó la molestia de asistir al Autoshow de Detroit por primera vez, ya anunció que su nuevo coupé de cuatro puertas, el Panamera 2009, se venderá con la opción de un sistema híbrido que empezará a utilizar también en su exitosa SUV Cayenne.

Bill Ford,

Presidente de FORD, anunció

“un compromiso mundial” para

convertirse en “líder en durabilidad”.

Share