Una mujer representará a los hispanos de Texas en el Congreso

Una mujer representará a los hispanos de Texas en el Congreso

Mujer

La senadora estatal de Texas Sylvia García esperó 26 años para llegar a la Cámara de Representantes del Congreso federal en Washington. Ahora está a pasos de lograrlo, a juzgar por la amplia ventaja que le otorgan las encuestas.
Por ahora su escaño en el distrito 29 es considerado un puesto seguro para el Partido Demócrata en las elecciones de noviembre, cuando enfrentará al republicano Phillip Aronoff.
Hasta ahora su principal obstáculo fueron las primarias en el estado, en las que derrotó a seis oponentes con un 63.2% de los votos. El distrito 29 de Texas tiene un 77% de su población de origen hispano. Uno de cada cuatro de sus residentes vive bajo la línea de pobreza federal, que para una familia de 5 personas es cercana a los $25.000 dólares anuales. Además uno de cada tres habitantes no tiene seguro médico.
García insistió que dentro de las prioridades de su agenda legislativa está el Dream Act y proteger la reforma de salud.
“Mira lo que ha hecho este presidente ( Donald Trump) con las familias, con los inmigrantes. Han sido los años más duros para la comunidad en mucho tiempo. Debemos enfocarnos en el Dream Act, en tener una reforma migratoria y revertir algunas de las acciones ejecutivas que el presidente ha implementado”, dijo.
“Años para llegar a este punto”
García de 68 años, lleva casi cuatro décadas de carrera política. En el camino ha aprendido que la política es todavía un mundo de hombres, donde las mujeres latinas “deben demostrar que merecen un espacio y pueden mantenerlo”. Comenzó como trabajadora social y luego se convirtió en abogada. A principios de la década de los 80, la alcaldeza Kathryn Whitmire la nombró jueza del sistema municipal de Houston, donde permaneció por cinco periodos. En 1992 García se postuló en la primaria demócrata por el recién creado Distrito 29 que cubre el área este de Houston, donde salió tercera entre cinco candidatos.
“Años para llegar a este punto”
García de 68 años, lleva casi cuatro décadas de carrera política. En el camino ha aprendido que la política es todavía un mundo de hombres, donde las mujeres latinas “deben demostrar que merecen un espacio y pueden mantenerlo”. Comenzó como trabajadora social y luego se convirtió en abogada. A principios de la década de los 80, la alcaldeza Kathryn Whitmire la nombró jueza del sistema municipal de Houston, donde permaneció por cinco periodos.

Share