¿Una pesadilla? Qué pasa cuando no pagas tus préstamos estudiantiles

¿Una pesadilla? Qué pasa cuando no pagas tus préstamos estudiantiles

Prestamos

Para finales de 2017, casi 9 millones de personas habían dejado de pagar sus préstamos estudiantiles federales, los cuales llegan a un total de 154,000 millones de dólares, según un reporte publicado en agosto por el American Enterprise Institute (AEI).
Y aunque el incumplimiento, o default, en inglés (que significa no hacer un pago durante al menos 270 días) es sin duda malo, este grupo de expertos conservador quiere que el público, y en particular los medios, reconsideren cómo se percibe el incumplimiento.
Estar en incumplimiento, indica el informe, no es una situación “catastrófica”, pero a la vez pinta una imagen sombría de lo que les sucede a los prestatarios cuando fallan en sus pagos. Muchos expertos en educación superior, según la publicación de educación The Hechinger Report, describen la vida en default como “una pesadilla”.
Un 35% de los hispanos que tienen préstamos estudiantiles no pudieron pagarlos, según datos federales. Pero entre los que incumplen, de cualquier etnia o raza, 7 de cada 10 ya habrían pagado sus deudas en los primeros cinco años. Por esto, el informe deja claro que el incumplimiento no es un estado permanente.
Pero si bien eso puede ser cierto, entrar en default sí tiene consecuencias perjudiciales, y es más probable que esos daños afecten a personas de bajos ingresos, los que asisten a instituciones con fines de lucro y a quienes pueden ser menos capaces de recuperarse rápidamente, como le ocurre a muchos hispanos en el país.

Porcentaje de estudiantes con préstamos
estudiantiles, por raza

Esto incluye instituciones públicas y privadas, con y sin ánimo de lucro, de 2 y 4 años de duración.

Hispanos Negros Blancos Asiáticos
58.3% 77.7% 57.5% 47.3%

Tasa de incumplimiento tras 12 años
por tipo de escuela y por raza

Hispanos 27.4; Negros 38.5; Blancos 14.9: Total 19.0

Cuando un prestatario incumple, o cae en default, se informa a las oficinas de crédito y sus puntajes de crédito reciben un golpe. Un puntaje bajo puede hacer que sea difícil alquilar un apartamento, comprar un carro o una casa.
Y aunque muchos de quienes caen en default pagan en menos de cinco años, arreglar el crédito toma más tiempo. Como señala el informe de AEI, un incumplimiento puede permanecer en un informe de crédito por siete años.
Además, como dice el Departamento de Educación, los prestatarios que han incumplido en un pago se les puede retener su reembolso de impuestos, se les puede embargar su salario y ser citados a corte.

Las consecuencias de incumplir:

El balance completo de tu préstamo más los interesés debe ser pagado inmediatamente, o en inglés, “it becomes due immediately” (esto se conoce como ‘aceleración’).
Ya no puedes aplazar o recibir “indulgencia”. Además pierdes la elegibilidad para otros beneficios, como la posibilidad de elegir un plan de pago.
Perderás la elegibilidad para recibir ayuda federal adicional para estudiantes.
El incumplimiento se informará a las agencias de crédito, lo que dañará tu calificación crediticia y afectará tu capacidad para comprar un automóvil o una casa o para obtener una tarjeta de crédito.
Tus reembolsos de impuestos y los pagos de beneficios federales pueden ser retenidos y aplicados para el reembolso de tu préstamo en incumplimiento (esto se denomina “compensación de tesorería”).
Tu salario será embargado (en inglés, wage garnishment). Esto significa que el gobierno puede solicitarle a tu empleador que retenga una parte de tu pago y lo envíe al titular de tu deuda.
El titular de tu préstamo puede llevarte a corte.
Es posible que no puedas comprar o vender activos como bienes raíces.
Es posible que te cobren costos judiciales, honorarios de cobro, honorarios de abogados y otros costos asociados con el proceso de cobro.
Puede tomarte años reestablecer un buen historial de crédito.
Tu escuela puede retener tu expediente académico hasta que se satisfaga tu préstamo estudiantil moroso. La transcripción académica es propiedad de la escuela y es una decisión de la escuela, no del Departamento de Educación o del titular de tu préstamo.

¿Cómo proseguir?

El informe de AEI describe las cuatro formas de recuperar una buena reputación después del incumplimiento:
1. La rehabilitación
Consiste en hacer un cierto número de pagos puntuales.

2. Consolidar los préstamos
Puedes averiguar sobre diferentes planes de consolidación y pagos con tu banco o institución financiera.

3. Pagar los préstamos
Crea un presupuesto y a partir de este desarrolla un plan de pago y uno de ahorro, para así poder cumplir con los pagos.

4. En casos raros, los préstamos pueden ser dados de alta.

Pero, como dice el grupo, solo a través de la rehabilitación se puede eliminar el incumplimiento de un reporte de crédito.
Quienes incumplen tienden a ser mayores, haber recibido un Pell Grant (una beca Pell del gobierno federal que no hay que pagar), y vienen de entornos menos representados que quienes nunca incumplen, señaló el Center for American Progress, (Centro para el Progreso Americano), en un reporte de diciembre pasado.

“Del 55% de los morosos que resolvieron sus préstamos en default más recientes, casi la mitad lo hizo pagando la deuda, una solución que podría requerir que se paguen grandes cantidades en costos a collection (cobranzas)”, añade el reporte.
Esos costos pueden ser significativos, “de hasta 25% del saldo”, según reportó en junio The Brookings Institution.

El AEI enfatiza que estar en default no es un estado permanente. Lo que no está claro es si el daño por incumplir – perderse de un apartamento o ganarse un cheque más pequeño – tendría efectos a largo plazo, o incluso permanentes.

Share