Uno de los criminales más buscados en EEUU disfrutó  tranquilamente en las gradas un juego de los Dodgers

Uno de los criminales más buscados en EEUU disfrutó tranquilamente en las gradas un juego de los Dodgers

criminal

El servicio de los US Marshals cree que John Ruffo, quien está en su lista de los 15 criminales más buscados por cometer uno de los fraudes bancarios más grandes en la historia de Estados Unidos, asistió a un juego de béisbol de Los Angeles Dodgers en 2016 y fue captado por una cámara en el estadio.
Ruffo tiene 66 años y está prófugo desde 1998, cuando fue sentenciado a más de 17 años de prisión por orquestar un fraude financiero de 350 millones de dólares en la década de 1990. El gobierno teme que huyó con alrededor de 13 millones de dólares y le han servido para escapar de la justicia.
Las imágenes que este martes difundió dicha agencia federal muestran a un hombre parecido a Ruffo, sentado cuatro filas detrás de la zona de bateo. El sujeto en esas imágenes es calvo, tiene bigote abundante y viste una camisa azul. Si en efecto se trata de quien buscan, entonces Ruffo ha ganado varias libras, usa un nombre falso y no estaría tan preocupado de ocultarse bajo un disfraz.
Los investigadores recibieron en septiembre de 2016 un aviso de que este fugitivo pudo haber estado en el estadio en el que jugaron los Dodgers y los Red Sox de Boston el 5 de agosto de ese año. Habría disfrutado el juego desde el asiento 10 de la fila EE de la sección 1 Dugout Club. Creen que quizás compró su entrada en internet. No está claro si alguien lo acompañaba ese día.
“Aunque los investigadores pudieron identificar al comprador de los asientos, no han podido identificar al hombre de la camisa azul”, dijo la dependencia en un comunicado.
Cinco años después de que se produjo esta pista, los US Marshals afirman que la asistencia del público “es vital” para identificar a este hombre que lleva 23 años evadiendo a las autoridades.
Fue el propio primo del fugitivo, Carmine Pascale, quien identificó a Ruffo cuando veía aquel juego de beisbol en la televisión. “Estoy mirando y justo detrás de la zona de bateo hicieron un primer plano del bateador y ahí estaba Johnny. Y dije: ¡Santo Dios, ahí está!”, describió Pascale a ABC News, que ha hecho un podcast sobre este caso. “Inmediatamente llamé a los alguaciles”, agregó.
Ruffo se encontraba libre tras pagar una fianza de 10 millones de dólares cuando un juez federal le ordenó presentarse a una prisión en Nueva Jersey el 9 de noviembre de 1998 para comenzar a cumplir su sentencia a 210 meses de cárcel. Pero él decidió iniciar su huida.
Fue visto por última vez el día que se pactó para su entrega: retiró dinero de un cajero automático y condujo un auto alquilado hasta el estacionamiento del aeropuerto John F Kennedy de Nueva York. Las autoridades afirman que este sujeto tiene fuertes conexiones internacionales, incluyendo Europa, El Caribe y Sudamérica.
En su ficha de búsqueda, los US Marshals lo describen como un hombre blanco, de 5 pies y seis pulgadas de estatura (1.70 metros) y un peso de 170 libras. Estaría usando los alias de Joseph Ruffo, John Russo, Jack Nitz, Bruce Gregory, John Peters y Charles Sanders. Se advierte que está armado y es “peligroso”.

Por información que lleve a su captura se ofrece una recompensa de 25,000 dólares.

Share