el lider usa

Viajes Inolvidables!

Dallas, Texas.- San Antonio se antoja para un fin de semana de compras, en el que generalmente se termina cansado y con el bolsillo vacío.

Pero esta vez puede darle un enfoque diferente a su visita, convirtiendo su paseo en una experiencia romántica y tranquila al visitar los viñedos que se encuentran cerca de este lugar.

Sin bien es verdad que Texas no es famoso por su producción de vinos, se sabe que ésta existe desde el Siglo 17 y fue establecida por los misioneros españoles en lo que ahora es El Paso.

Para 1880, los europeos ya habían plantado viñedos por todo el sur y centro del estado con variedades del Viejo Continente, pero sólo sobrevivieron las uvas texanas.

Su crecimiento fue tan palpable, que para 1900 Texas contaba con más de 25 viñedos que fueron prohibidos en 1919, pero después de esto algunos reabrieron sus puertas. En la actualidad, la industria del vino ha crecido en este estado y ahora hay más de 60 viñedos operando.

Uno de los más populares es Becker Vineyard, establecido en 1992 por Richard y Bonny Becker. Este paradisiaco lugar se encuentra situado en Stonewall, a una hora de San Antonio.

El viñedo fue plantado en un sitio de uva Mustang nativa; también está plantado un campo de lavanda que recuerda la región de vinos francesa de Provenza.

Desde la llegada se respira el relajante aroma de la lavanda plantada en este lugar.

La construcción completa recuerda el más puro estilo texano, con construcciones totalmente de madera con caminos de piedras que llevan a cada uno de los puntos importantes a visitar.

Lo primero que debe conocer es la sala de cata; ésta abrió al público en junio de 1996, está decorada con madera y posee una barra antigua que data del Siglo 19, además, la sala está decorada con pinturas de artistas locales.

Ahí podrá degustar cada uno de los vinos de la familia Becker, que cuentan con 16 variedades de uvas, incluyendo Viognier, Sauvignon Blanc, Malbec, Petite Verdot, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc y Merlot.

Además, por 125 dólares, puede pasar la noche en la posada del lugar, renovada en agosto de 1997 y llamada The Homestead Bed and Breakfast; su renta incluye una botella de vino y desayuno. Una de las características de este viñedo es, además, el toque francés que tiene con sus plantíos de lavanda, pues durante junio de 1998 los Beckers plantaron tres acres de lavanda atrás del viñedo, de donde se producen popurrís, sachets, jabones y esencias, de venta en la tienda de regalos de la sala de cata.

Además, cuenta con un centro para recepciones, completamente de madera y localizado cerca del viñedo, el plantío de lavanda y el hostal y que es utilizado para llevar a cabo festivales, comidas, cenas, fiestas de cumpleaños y bodas.

El viñedo está abierto al público y ofrece tours a los visitantes, vino y regalos de las 10:00 a las 17:00 horas de lunes a jueves, y de 10:00 a 18:00 horas viernes y sábados. Se encuentra a 10 millas al este de Fredericksburg y 3 al oeste de Stonewall.

Si desea más información puede visitar la página www.beckervineyards.com.