Zelaya llamó a la rebeldía …Pidió ayuda del pueblo para restitución

GUATEMALA – El presidente depuesto Manuel Zelaya, llamó este martes en Guatemala a los hondureños a la “rebeldía” para restituirlo en el gobierno de ese país, tras el golpe de Estado en Honduras del 28 de junio.

Quiere su restitución

“El pueblo hondureño tiene derecho a la insurrección y la insurrección es un derecho legítimo y forma parte de los conceptos más elevados del sentido de la democracia frente a un gobierno usurpador y de militares golpistas”, afirmó Zelaya en rueda de prensa junto con el gobernante guatemalteco, Álvaro Colom.

“Quiero decirles que no dejen las calles, que es el único espacio que no nos han quitado, que nos dejen los espacios que le pertenecen al pueblo”, agregó.

‘Mantener la lucha’

Zelaya incitó a la “huelga, la manifestación, las tomas, la desobediencia civil” porque son un “proceso necesario cuando se violenta el orden democrático en un país”, dijo desde la capital guatemalteca adonde llegó este martes procedente de Nicaragua.

“No hay que dejar la lucha, la lucha hay que mantenerla con el fin de que descansemos hasta que los golpistas salgan del régimen de facto que han establecido en nuestro país”, agregó.

Zelaya ratificó el ultimátum dado a las actuales autoridades para reinstalarlo en el poder este fin de semana cuando el mandatario costarricense Oscar Arias ha convocado a San José, en su calidad de mediador, a los representantes del presidente interino Roberto Micheletti, y a los suyos para tratar de buscar una solución a la crisis política hondureña.

Mediación de Arias

Zelaya dijo que si su restitución no es el objetivo que busca la mediación de Arias, ese proceso “va por el camino del fracaso”.

No obstante, aseguró que regreserá a Honduras pues “no me he rendido y no me voy rendir. Vamos a regresar al país en el menor tiempo posible, no quiero avisar ni la ahora ni el día con el fin de no alertar a las fuerzas opositoras que son criminales, pero vamos a planificar nuestro retorno”, sostuvo.

También denunció que el general Romeo Velásquez, jefe del Estado Mayor Conjunto, le confió por teléfono que el grupo que le dio el golpe quería “eliminarlo”, pero él se opuso y “lo sacaron a Costa Rica para salvarle la vida”.

El presidente depuesto aseguró que cuanto más dure la crisis, el mayor perdedor será el pueblo y el gobierno de Roberto Micheletti, ya que “tiene el rechazo de la comunidad internacional”.

Cuanto “más tiempo transcurre más aislados y con mas evidencia están ante los ojos del mundo”, advirtió.

La comunidad internacional en pleno ha condenado el golpe y ha instado al gobierno de Micheletti, elegido por el Congreso para sustituir a Zelaya, que restituya el poder al presidente depuesto.

Share