¿La biotecnología nos volverá mutantes?

¿La biotecnología nos volverá mutantes?

biotecnología

¿Puede la biotecnología crear peras con sabor a manzana? ¿En qué punto estamos de la terapia génica? ¿La biotecnología nos volverá mutantes?
La biotecnología se define como la ciencia que estudia el uso organismos vivos – bacterias, hongos y virus- para generar o mejorar beneficios para el ser humano. Es multidisciplinar y abarca muchas ramas. Darío García, biotecnólogo, nos explica en #ScienceTruck26, las nuevas aplicaciones de la biotecnología, sus retos y límites.

¿Qué tienen que ver las heces con la biotecnología?

Darío García subraya la importancia de la microbiótica que todos los seres humanos tenemos y necesitamos para vivir. Como ejemplo de las aplicaciones que se están haciendo en este sentido, cita un caso reciente en el que se realizó trasplante de heces de un paciente sano a uno con infección intestinal grave: “En un futuro es probable que acaben desarrollándose nuevas terapias relacionadas con la microbiota y el trasplante de heces”.

¿Manzanas con sabor a pera?

Conseguir intercambiar sabores en frutas a día de hoy es posible. La idea, explica el experto, es localizar cuál es el gen que da sabor a la pera o a la manzana, cortarlo y ponerlo en el otro sitio. “Sería así de sencillo”, afirma. “Ahora se está intentado hacer algo similar con el tomate, identificando ese gen que da sabor, para introducirlo con ingeniería genética en los tomates actuales”, añade.

La terapia génica

En los últimos 20 años se han hecho muchos avances dentro de la terapia génica. “Se ha convertido en una terapia muy segura y está muy avanzada. Es probable que en unos años sea una solución para la mayoría de las enfermedades raras monogénica, cuando solo hay uno o dos genes que te están fastidiando, sería tan sencillo como cortarlo y cambiarlo”, comenta el biotecnólogo.
Otro ejemplo de aplicación de terapia genética sería por ejemplo cuando se usa la proteína verde fluorescentes en investigación para estudiar un tipo concreto de neurona que se tiñe con esa proteina especial para poder identificarla. “Si quieres que tu mascota sea fluorescente, por poder se puede, pero éticamente yo creo que está feo”, ironiza el experto. Los superpoderes quedan fuera de lo que la ciencia puede hacer, pero hay ciertas terapias genéticas que entrarían dentro de lo posible como aumentar la masa muscular o reparar la vista.

¿Qué hitos alcanzará la biotecnología?

“Es probable que lo que hablamos hoy dentro de 10 años se haya quedado obsoleto. La terapia génica puede que sea la solución a muchas enfermedades”, afirma Darío García.
En el campo de las células madre, asegura, ahora estamos en el punto de que en unos años tengamos órganos enteros creados a través de células madre del propio paciente para evitar el rechazo en los trasplantes.
A la hora de marcar límites, “el mayor límite que tenemos es el conocimiento sobre cómo utilizarlo, qué técnica podemos desarrollar para hacer lo que queramos con esos genes. Es muy difícil que todo salga bien cuando estás tocando el ADN de un organismo.” “Por otro lado, también están los límites éticos y morales”, apunta.

Recomendaciones literarias

En el programa #ScienceTruck26, Darío García, conocido por su canal de Youtube ‘Biotecx’, nos da dos recomendaciones litearrias para aquellos que quieran profundizar en la biotecnología.
Brock. Biología de los Microorganismos de Michael T. Madigan, una guía a través de los seis principales temas de la microbiología del siglo XXI.
Editando genes: recorta, pega y colorea de LLuis Montoliu, un ibro para aprender sobre cómo funcionan los virus apto para todos los públicos.

‘Science Truck’

‘Science Truck’ es un programa de divulgación científica creado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) con el objetivo de acercar la ciencia de manera entretenida a los más jóvenes despertando su curiosidad y estimulando su pensamiento crítico. Un programa presentado por Javier Santaolalla y Rocío Vidal (La Gata de Schrödinger), junto a la colaboración del matemático Santi García Cremades.

Share